Un militar retirado mata a su mujer y luego se suicida en Málaga

Barriada de Cortes de la Frontera (Málaga) donde ha tenido lugar el hallazgo de los cuerpos de la pareja./Vanessa Melgar
Barriada de Cortes de la Frontera (Málaga) donde ha tenido lugar el hallazgo de los cuerpos de la pareja. / Vanessa Melgar

Testigos relatan que, momentos antes de salir de viaje, el hombre disparó con una de sus armas a la víctima para después quitarse la vida

JUAN CANO , ALVARO FRÍAS y VANESSA MELGARMálaga

Entre las tranquilas calles de la pedanía de la Estación de Gaucín, en Cortes de la Frontera, el estruendo seco de los disparos de un arma de fuego anunció una nueva tragedia. Elena se convirtió este miércoles en la última víctima mortal de la violencia machista, la tercera en la provincia en lo que va de 2019. Tenía 47 años. Su marido, Juan, de 67 y militar retirado, acabó siendo su verdugo. Tras el crimen, se suicidó.

Las alarmas saltaron sobre las 13.30 horas. Los servicios de emergencias recibieron dos llamadas con escasos minutos de diferencia en las que se informaba de lo ocurrido. En la primera de ellas se indicaba que una mujer había sido víctima de una agresión con arma de fuego, mientras que en la segunda se precisaba que un hombre había fallecido al suicidarse.

La mujer se encontraba en casa de unos familiares en la Estación de Gaucín. Hasta la pedanía se desplazaron inmediatamente los servicios de emergencias, que nada pudieron hacer la vida de estas personas, según han explicado las fuentes consultadas por este periódico.

Por otro lado, la Guardia Civil se hizo cargo inmediatamente de la investigación para esclarecer lo ocurrido. Las pesquisas no tardaron en dar sus frutos, ya que varios testigos habrían relatado lo ocurrido. Al parecer, Elena y Juan tenían el coche preparado para salir después de comer hacia San Pedro Alcántara (Marbella) para visitar a los dos hijos de la mujer, fruto de una relación anterior.

Las fuentes consultadas han explicado que Juan, exmilitar y aficionado a la caza, habría cogido una de las armas de fuego que tiene y se dirigió a la vivienda en la que estaba su mujer. Se encontraba en la terraza, junto a tres personas más, cuando el hombre, supuestamente, apuntó hacia ella y disparó, acabando así con su vida.

Tras ello, en plena calle, el hombre se suicidó detonando el arma de fuego, esta vez, contra él mismo. Lo hizo a solo unos metros de la vivienda en la que habría acabado con la vida de su pareja, en concreto, frente a la casa en la que vive su exmujer, de la que se separó años atrás al iniciar la nueva relación.

Desde la Subdelegación del Gobierno en Málaga han confirmado que los primeros indicios de la investigación apuntan a que el hombre utilizó el arma de fuego, presuntamente, para matar a su mujer para después suicidarse. La autopsia que se le practicará durante la mañana de este jueves a los cadáveres aportará nuevos datos a la investigación. Se realizará en las instalaciones del Instituto de Medicina Legal de Málaga (IML), situadas en los bajos de la Ciudad de la Justicia, hasta donde fueron trasladados los cadáveres después del levantamiento.

Elena y Juan son vecinos del pueblo de siempre y llevaban cerca de dos años de relación, aunque se habían casado hace solo unos meses por lo civil. Los vecinos no sospechaban que hubiera problemas en la pareja, de hecho, las fuentes consultadas por SUR han precisado que no había denuncias previas por malos tratos.

Reacciones

Las reacciones a este crimen no tardaron en hacerse públicas. Entre ellas la del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, quien llamó a acabar con este «mecanismo criminal que asesina a las mujeres». A través de Twitter, lamentó la nueva víctima de una violencia machista que «no cesa y que nos indigna como sociedad».

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, llamó a la sociedad a «mantenernos unidos en la lucha contra la violencia de género». Por su parte, el alcalde del municipio, José Damián García, se mostró consternado por el fallecimiento de esta mujer, la 1.007 desde 2003, cuando se creó un registro oficial de estos asesinatos.

La calma que habitualmente reina en la Estación de Gaucín, una pedanía de Cortes de la Frontera que tramita su conversión en Entidad Local Autónoma (ELA), se rompió ayer estrepitosamente ante el crimen machista que ha dejado conmocionado a este pequeño núcleo de población que se encuentra en vísperas de la celebración de su Feria. «No tenían ningún problema, se llevaban bien… nadie se esperaba algo así, aunque yo sí», comentó uno de los familiares de la mujer presuntamente asesinada a manos de su marido, una chica «alegre, muy agradable, llena de vida», con dos hijos, con su anterior pareja, añadió otro de los vecinos que ayer se congregaron en los alrededores de las calles Lepanto y Guadiaro hasta que se produjo el levantamiento de los dos cadáveres, en torno a las 19.00 horas.

«No entiendo cómo el ser humano puede hacer una cosa así… no sé cómo se pueden cruzar así los cables… estamos consternados», manifestó otro de los presentes. La pareja, que mantenía, según los vecinos una relación desde hace dos años, se casó hace varios meses, por lo civil. «Media hora antes estuve hablando con él, estaba jugando a las cartas en el Hogar del Jubilado y me dijo que iba a ir a la casa un momento, me dijo ahora vengo», declaró Acacio Sánchez, alcalde de la pedanía, que anunció que se decretarán días de luto oficial por el suceso, aunque se baraja se ampliar éstos a Cortes de la Frontera y la Estación de Cortes, otra pedanía que pertenece a esta localidad.

«Era aficionado a la cacería, nosotros escuchamos los disparos y gritos», afirmó otro vecino. Un familiar de la fallecida, que se encontraba en la terraza de su vivienda, en la que estaba sentado junto con ésta y otras tres personas cuando Elena fue disparada presuntamente por Juan, se mostró muy conmocionado. «Mañana íbamos de barbacoa familiar», dijo. «Esto parece una película, yo aún no me lo creo», añadió otro. «Ellos eran de aquí, de toda la vida, esto es un pueblo pequeño, con solo unos 500 habitantes», afirmó Sánchez. En los alrededores del escenario de los hechos se concentraron familiares de Elena y José y se vivieron escenas de gran dolor.