Vídeo: Desmadre de fin de curso en Magaluf

Desmadre de fin de curso en Palma. / ATLAS

Más de 15.000 estudiantes revolucionan la playa y las discotecas de Palma durante el mes de junio

ATLAS

Llegando a El Arenal enseguida no damos cuenta de a lo que han venido estos jóvenes a Palma: a darlo todo. Después de un año entero estudiando, un año de esfuerzo y presión, el cuerpo pide desconectar. Y esta refrescante vida pos-exámenes está llena de planes mezclados con alcohol. Una fiesta de sol a sol que también resucita a los comerciantes, que ven en estos 15.000 estudiantes-consumidores la salvación del mes de junio.

Cuando llega la noche se revolucionan aún más las hormonas. Al menos unas pulseras de colores, en los hoteles y las discotecas, controlan a los menores que no pueden beber alcohol. Elemento imprescindible en el botellón en la playa o en las discotecas de Magaluf, donde se dirigen la mayoría. Imaginen el resultado final, pero esa es otra historia y lo que pasa en fin de curso... se queda en fin de curso.

«Poco pasa para tanto desfase»

Accidentes

Las noticias sobre Magaluf llenan las páginas de sucesos de diarios impresos y digitales, la mayoría de ellos protagonizados por jóvenes turistas extranjeros. El último de ellos ocurrió el pasado día 7 de junio, cuando un joven de 20 años, de nacionalidad británica, murió tras caer al vacío desde un segundo piso en Magaluf.

Si tu teléfono suena sólo una vez, no devuelvas la llamada