Sirenas casi reales salen de bajo del mar por una buena causa

Carol Catan buceando en la costa de Sao Paulo, en Brasil. /Reuters
Carol Catan buceando en la costa de Sao Paulo, en Brasil. / Reuters

Carol Catan y sus compañeras entretienen a niños discapacitados que están en hospitales en Brasil

LAURA I. SÁNCHEZValencia

En los últimos días se han visto un grupo de sirenas merodeando las costas de la playa de Sao Paulo, en Brasil. Esta hermosa criatura marina ha salido de las profundidades del océano Atlántico para entretener a los niños discapacitados que están ingresados en los hospitales de Brasil. Y es que, aunque parezca mentira, estas sirenas son bastante reales, tanto, que si no te fijas bien puedes confundirlo con el ser miológico del cuento de Andersen.

Carol Catan ha trabajado toda su vida representando una sirena y, desde 2012, posee su propia escuela de entrenamiento para que otras chicas descubran una nueva vida bajo el mar. Aunque se le paga por actuar en eventos tales como fiestas infantiles, recientemente han comenzado un programa de voluntariado en los hospitales del país.

Sentada en una silla de ruedas para que los niños puedan identificarse con ella, Catan habla del voluntariado como una de las experiencias más gratificantes de su vida mientras hace soñar a miles de niños con tener una larga cola brillante con la que recorrer el mundo.