Imed

Obesidad tratada con el Robot Da Vinci

Obesidad tratada con el Robot Da Vinci
IMED ha realizado la primera intervención de cirugía bariátrica de la Comunidad Valenciana a través de cirugía robótica. Este hecho, unido al equipo multidisciplinar enfocado a resolver estos problemas, ha hecho de IMED un auténtico referente en el tratamiento de la obesidad en nuestro país con miles de casos abordados en los últimos años.
EXTRA

La obesidad es una de las patologías más importantes del siglo XXI, afecta cada año a más población, incluido el público infantil. Para la Organización Mundial de la Salud está considerada como una de las mayores plagas de este siglo y su avance sin frenos en las sociedades desarrolladas es una de las grandes preocupaciones a nivel de salud pública.

Esta patología radica en la acumulación excesiva de grasa corporal o de tejido adiposo y sus causas son diversas: el desequilibrio entre las calorías que ingerimos y las quemamos, los malos hábitos alimenticios adquiridos, la falta de ejercicio físico, la vida sedentaria; así como factores genéticos o psicológicos. Además de afectar a la estética, la obesidad multiplica las posibilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión arterial o problemas respiratorios, entre otros.

Un equipo multidisciplinar

IMED Hospitales cuenta con una unidad completa para abordar de forma multidisciplinar e integral la obesidad y ayudar a los pacientes desde el punto de vista nutricional y desde el punto de vista quirúrgico para los casos más agudos. Ilahy, clínica de medicina estética y cirugía plástica de IMED Hospitales, es en la mayoría de los casos la puerta de entrada para estos pacientes, ofreciéndoles un trato totalmente personalizado desde el primer momento.

El equipo que compone la Unidad de Tratamiento Integral de la Obesidad está formado por endocrinos, nutricionistas, cirujanos, gastroenterólogos, endoscopistas y psicólogos; todos ellos dirigidos a tratar cualquier problema relacionado con la obesidad o el sobrepeso.

Nutrición

En muchos casos los problemas del exceso de peso pueden combatirse con un cambio de hábitos y un correcto programa nutricional. Desde Ilahy se dedican a aportar soluciones profesionales a los pacientes con obesidad y sobrepeso, así como a promover la nutrición saludable.

El equipo de nutricionistas y endocrinos adapta las pautas alimenticias a cada paciente que se pone es sus manos, ofreciendo una solución individualizada para una nutrición correcta. En Ilahy se desaconsejan siempre las dietas 'milagro' que prometen una rápida pérdida de peso, ya que a largo plazo pueden ser perjudiciales para el organismo. Este tipo de regímenes conllevan serias consecuencias para la alimentación y la salud del paciente, a la vez que producen el conocido 'efecto rebote' con la recuperación de los kilos perdidos.

Tratamientos por vía endoscópica

Para los casos más graves de obesidad y siempre bajo la prescripción médica se opta por la vía intervencionista. En la actualidad, se aplican diferentes métodos que podemos resumir en dos grandes grupos: los tratamientos endoscópicos y la cirugía bariátrica.

Uno de los métodos por vía endoscópica es el balón gástrico. Se trata de uno de los tratamientos más demandados en pacientes con obesidad, que consiste en la introducción de un balón de silicona expandible que se coloca en el estómago a través de la boca y que una vez alojado se rellena con suero salino para que ocupe volumen en el interior del estómago y el paciente reduzca su sensación de apetito durante los 6 o 12 meses que convivirá con él. Este método está indicado para aquellas personas que tienen un sobrepeso de un máximo de unos 20-25 Kg, padecen obesidad mórbida que hace que una cirugía bariátrica sea un riesgo grande y tienen que dar un primer paso o para aquellos pacientes que sufren problemas de salud a causa de la obesidad como diabetes, hipertensión o apnea del sueño.

La otra técnica endoscópica aplicada en IMED es el método POSE, un tratamiento que permite la reducción de estómago por vía oral. El tratamiento reduce la capacidad y el tamaño del estómago a través de la realización de una serie de pliegues en el fundus gástrico.

Cirugía bariátrica tradicional y con Da Vinci

Respecto a la cirugía bariátrica, los métodos más comunes son la realización de un ByPass o la introducción de una manga o una banda gástrica. El bypass gástrico consiste en disminuir y restringir la absorción de alimentos reduciendo el tamaño del estómago. Se realizan pequeñas incisiones con el objetivo de dividir el estómago y crear un pequeño reservorio, que se conecta directamente con el intestino delgado. De este modo la comida se salta una parte del estómago y del intestino delgado, cortando la digestión y disminuyendo la absorción calórica de alimentos. Los pacientes consiguen reducir el riesgo y los síntomas de enfermedades asociadas a la obesidad, así como una pérdida del 60-70% del exceso de peso en los primeros 6 meses. Por su parte, la cirugía bariátrica de manga gástrica consiste en reducir el tamaño del estómago para limitar su capacidad, extirpando parte del estómago. De este modo se reduce sustancialmente la capacidad del estómago, limitando la cantidad de alimentos que se puede ingerir, sin manipular el proceso digestivo.

Además del abordaje laparoscópico tradicional, IMED cuenta con el sistema robótico Da Vinci, que ya se está aplicando para este tipo de cirugías. De hecho, el pasado mes de diciembre se realizó en el Hospital IMED Valencia la primera cirugía bariátrica asistida con el robot Da Vinci en la Comunidad Valenciana, siendo además una de las primeras de estas características realizadas en toda España. La operación encabezada por el doctor Antonio Alberola, jefe del Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del centro hospitalario fue un éxito y abre una nueva vía en este tipo de intervenciones mínimamente invasivas.

En este tipo de operaciones el cirujano no opera directamente con sus manos sobre el paciente, sino manipulando un robot a distancia, permaneciendo sentado en una consola instalada dentro del quirófano. El sistema computarizado transforma el movimiento de las manos en impulsos que son canalizados a los brazos robóticos, aportando una precisión extrema.

Esta cirugía se considera especialmente beneficiosa para los pacientes diabéticos con obesidad mórbida, ya que mejora los niveles de glucosa. Además, aumenta la seguridad del paciente y la precisión del cirujano, por lo que se acorta el tiempo de recuperación del postoperatorio y se obtienen mejores resultados.