La neumonía podría matar a 11 millones de niños en el mundo hasta 2030

Una niña enferma de neumonía recibe tratamiento con una mascarilla de óxigeno en Honduras./Edgar Garrido (REUTERS)
Una niña enferma de neumonía recibe tratamiento con una mascarilla de óxigeno en Honduras. / Edgar Garrido (REUTERS)

La «vacunación y una mejora de los factores medioambientales» son clave para la prevención de esta infección pulmonar, avisa la OMS

COLPISA / AFP

La neumonía matará a casi 11 millones de niños menores de 5 años de aquí a 2030 si se mantienen las tendencias actuales, han advertido severamente este lunes diversas instituciones y colectivos médicos con motivo del Día Mundial consagrado a esta infección pulmonar.

De un total de 10,8 millones de muertes previstas, 1,7 millones podrían registrarse en únicamente dos países, Nigeria e India, según las proyecciones de la Universidad Johns-Hopkins de Estados Unidos y la ONG Save the Children. Mientras que 700.000 niños podrían morir de esta enfermedad en Pakistán y 635.000 en República Democrática del Congo.

La neumonía es una infección respiratoria aguda que afecta los pulmones. Según la Organización Mundial de la Salud, es la primera causa infecciosa de mortalidad entre los niños y causa el 15% de los decesos entre los menores de 5 años.

La OMS estima que 922.000 niños menores de 5 años murieron de neumonía en 2015 en el mundo.

Virus, bacterias y hongos

Esta enfermedad puede ser provocada por virus, bacterias y hongos. Por ello, «la prevención es posible gracias a la vacunación, un estado nutricional satisfactorio y una mejora de los factores medioambientales», subraya la OMS.

Según el estudio, se podrían salvar 4,1 millones de niños poniendo en práctica estas medidas: aumentar la cobertura mundial de vacunación, asegurar el acceso a los antibióticos y mejorar la alimentación de los niños más expuestos a ese riesgo.

«Es increíble que casi un millón de niños mueran cada año debido a una enfermedad de la que no obstante tenemos la capacidad de vencer», dijo Kevin Watkins, responsable de Save the Children, reclamando un recorte drástico de los precios de las vacunas.

 

Fotos

Vídeos