El CNIO despide al investigador oncológico Manuel Hidalgo por incompatibilidad en su cargo

Manuel Hidalgo./
Manuel Hidalgo.

El científico atribuye la decisión a sus diferencias con la responsable del centro, María Blasco, quien, asegura, le ha bloqueado "en todos los niveles"

EFEmadrid

El CNIO ha despedido al investigador Manuel Hidalgo por encontrarse en una situación de incompatibilidad laboral y por "la casi nula presencia del investigador en el CNIO, lo que compromete sus funciones como científico y director de programa", según han confirmado fuentes del centro.

Manuel Hidalgo, director del Programa de Investigación Clínica del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y jefe de la Unidad de Investigación Clínica de Tumores Digestivos, ha atribuido sin embargo su despido a sus diferencias con la responsable del centro, María Blasco, quien, según el científico, le ha bloqueado "en todos los niveles". Las fuentes del CNIO consultadas han negado estas acusaciones y han afirmado que desde el centro oncológico "jamás se le ha bloqueado ningún proyecto" y "jamás se le ha cuestionado como científico".

Hace aproximadamente un año, Manuel Hidalgo aceptó un puesto de director del Leon V & Marilyn L. Rosenberg Clinical Cancer Center del Beth Israel Deaconess Medical Center (Boston, EE UU), puesto que aceptó "de manera unilateral y sin informar al CNIO", que considera esta actitud una "falta de transparencia".

Poco después, el pasado abril, la Oficina de Conflictos de Intereses (OCI) del Ministerio de Hacienda emitió una resolución en la que denegaba al CNIO la compatibilidad de cargos y actividad de Manuel Hidalgo en ambas instituciones. Según la OCI, la dedicación completa de Manuel Hidalgo en la universidad americana podía "impedir o menoscabar el estricto cumplimiento de los deberes del solicitante en el puesto público".

Negociaron una salida consensuada

Ante esta situación, el CNIO "intentó consensuar una salida" y ofreció a Hidalgo seguir en el centro investigador pero renunciando a su puesto de director del programa de investigación clínica, un puesto que tiene "90 personas a su cargo" y que exige una alta dedicación, según las mismas fuentes. Tras la negativa de Hidalgo a dejar su cargo de director en el CNIO, el centro investigador, en consenso con la Comisión Delegada del Patronato del CNIO, decidió despedir al científico "en beneficio del propio centro y porque su situación era ilegal de acuerdo con los criterios del Ministerio de Hacienda".

El CNIO sostiene también que en los últimos meses, la presencia de Hidalgo en el centro ha sido "prácticamente inexistente", de algo más de 7 horas en agosto y unas diez horas en septiembre, por ejemplo, una falta de presencia que "para un cargo de su responsabilidad excede los límites de lo razonable".

En el último año, Hidalgo no ha asistido ni siquiera a las reuniones de directores de programa del CNIO, "donde se discuten aspectos muy importantes también de su programa clínico". El CNIO se encuentra ya "en proceso de búsqueda de un nuevo director de Programa de Investigación Clínica", sobre todo "por el bien del centro", explican las mismas fuentes.