La respuesta de un restaurante al cliente ofendido por romper las copas

La respuesta de un restaurante al cliente ofendido por romper las copas

El local ha contestado a un comentario de un usuario en Internet que dejaba en mal lugar al negocio

LAS PROVINCIAS

La publicidad que se hace en las redes sociales es capaz de cambiar el rumbo de un negocio. En el mundo de la hostelería, esto es especialmente importante. Un mal comentario o referencia expuesto en Internet es capaz de generar efectos indeseados y hacer que los locales pierdan visitas y, como consecuencia, clientes.

Internet es un espacio abierto y al que toda la comunidad tiene libertad de acceder y opinar, razón por la que los restaurantes se preocupan por la imagen que se proyecta de ellos a través de foros y redes sociales.

En esta línea, una cuenta de Twitter, bajo el nombre de 'Comensal enfurecido' ha rescatado un mensaje que dejó un cliente en un restaurante que no era, precisamente, de lo más positivo para el local.

El comentario en cuestión se refería a la taberna 'La Flaca', de Zamora, a quien calificaba de servir «mala comida y más que mal trato a los clientes». Según relata el usuario en TripAdvisor, «como sitio de tapeo me encantaba» pero, tras la cena a la que acudió con otros comensales «no volveré ni de tapas».

Así, describe que los entrantes fueron «correctos», pero que los platos principales, una «merluza servida en un plato con una sola patata» y un «solomillo salado, seco, pasado e incomible» les disgustaron y el camarero se llevó el postre sin que se lo pudieran terminar.

El cliente finaliza su crítica contando que les invitaron a abandonar el restaurante y les cobraron 16 euros por cuatros copas de cristal que «se habían roto durante la cena». Añadía que ocurrió «brindando y por darle un golpe sin querer al coger pan, no nos las habíamos tirado a la cabeza ni nada parecido» y «tuvimos que pedir la hoja de reclamaciones para que accediesen a no cobrarnos las copas (cosa que creo que no he visto hacer nunca en ningún sitio)». Además del comentario, el usuario califica el restaurante con una puntuación de uno sobre cinco.

Los dueños del restaurante no se han quedado callados y han decidido contestar el comentario del cliente, ofreciendo una versión de los hechos totalmente diferente, especialmente, al relato de las copas.

El propietario del local señala que un comensal, en un primer momento, golpeó con un cubierto la copa y la partió. Después, cogió otra copa y repitió el mismo gesto. Un camarero de la taberna se acercó al cliente, que estaba un poco borracho y le pidió que no continuara rompiendo copas porque se las iban a cobrar. Ante esta petición, el comensal respondió: «Voy a seguir haciéndolo y si me tienes que cobrar las copas me las cobras».

El dueño continúa su respuesta contando que rompió dos copas más. «Si habéis terminado de cenar a las 00:00 y son las 2:30 de la mañana no os echamos, pero como es de entender no somos una discoteca. Por cierto, os llevasteis varios vasos del café y los partisteis en la fachada de enfrente. De todas formas si en algún momento decides volver intentaremos hacerlo mejor», finaliza el mensaje.

La respuesta del restaurante al usuario, ha sido de lo más aclamada en las redes. La comunidad internauta se ha posicionado, la mayoría, a favor del local y han tachado de maleducado el comportamiento del usuario y sus acompañantes.