Previsión del tiempo para el domingo 28 de julio: ¿Lloverá hoy en Barcelona?

Previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y de Meteocat para Barcelona

EFE

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para hoy, domingo 28 de julio, lluvias en el Pirineo y norte de Cataluña. Aemet advierte de que habrá intervalos de viento fuerte en el Ampurdán y en el bajo Ebro, con probables rachas muy fuertes en esta última zona.

En la cara norte del Pirineo habrá intervalos nubosos con chubascos débiles y dispersos ocasionales por la mañana. En el resto, poco nuboso o despejado, con intervalos nubosos por la tarde en el nordeste donde no se descarta algún chubasco aislado. Temperaturas mínimas en descenso y máximas en ascenso en la mitad norte y sin cambios en el resto. En el nordeste de Girona y sur de Tarragona, viento del noroeste moderado con intervalos de fuerte; en el resto, viento variable flojo predominando la componente oeste.

Inundaciones en Barcelona

La intensa lluvia caída este sábado sobre todo en el entorno de Barcelona ha provocado inundaciones, caídas de árboles y problemas de tráfico en diversas vías, entre ellas la AP-7, según los servicios de emergencias.

El servicio de meteorología Meteocat ha informado de que, en la ciudad de Barcelona, se han recogido 42,8 litros por metro cuadrado en treinta minutos, chubascos que han ido acompañados por fuertes rachas de viento, como las registradas en la zona universitaria, que han alcanzado los 55 kilómetros por hora.

La cantidad de agua caída en tan poco tiempo ha llevado al Ayuntamiento de Barcelona a activar el plan de emergencias por la incapacidad de los sistemas de drenaje de succionar la lluvia.

La fuerte lluvia se ha colado en las estaciones de metro y ha inundado acercas y calzadas, así como plantas bajas y comercios.

En la red de metro, estaciones como Sagrada Familia o Plaza España han sufrido filtraciones de agua e inundaciones de diversa magnitud.

También ha habido trombas de agua por algunas de las principales arterias de la capital catalana, como la avenida Diagonal, que han dificultado la circulación y que incluso han arrastrado mesas y sillas de bares sin control.

Asimismo, numerosos bajos de inmuebles, incluidos muchos pequeños comercios, han quedado llenos de agua, lo que ha obligado a vecinos y comerciantes a achicar agua y llamar a los servicios de emergencia.

También en vías de tráfico importantes, como la AP-7, se han registrado incidentes y retencion.

Los bomberos han actuado en pequeñas inundaciones y en la retirada de árboles caídos en la vía pública.

Este cuerpo ha sido alertado también de que un hombre se había quedado atrapado con su vehículo en Subirats (Barcelona) y de que estaba siendo arrastrado por el agua, pero finalmente ha podido salir del coche por sí mismo.

El Servicio Catalán de Tráfico (SCT) ha indicado que la lluvia ha ocasionado retenciones importantes en la autopista AP-7, en los tramos norte y sur; en la autovía C-17, que une Barcelona con Ripoll; y en la autovía B-23, que enlaza Barcelona con la AP-7 en el Baix Llobregat.

Las lluvias han provocado también deslizamientos de tierras en las carreteras C-532, a la altura de Santa Sadurní d'Anoia (Barcelona); la C-243A, en Subirats, y en la BP-1103, en Marganell (Barcelona). Las tres permanecen cortadas en esos municipios.

Varios ayuntamientos de la comarca del Maresme, por su parte, han señalado que han colocado la bandera roja en sus playas por el mal estado del agua tras las tormentas.

Los agentes rurales de la Generalitat han restringido el paso en diferentes puntos por la crecida del río Anoia en Gelida y Sant Llorenç d'Hortons, en Barcelona.