El Oceanogràfic exhibe las mayores medusas huevo frito del mundo

Ejemplares de medusas huevo frito./Oceanogràfic
Ejemplares de medusas huevo frito. / Oceanogràfic

El parque incorpora 50 ejemplares de gran belleza procedentes del Mar Menor de Murcia

EFE

El Ocenaogràfic de Valencia ha comenzado a exhibir las mayores medusa huevo frito (Cotylorhiza tuberculata) que se pueden ver en un acuario en el mundo, ya que ha incorporado en uno de los cilindros del edificio de acceso unos 50 ejemplares procedentes del Mar Menor de Murcia, donde adquieren los tamaños considerados como máximos por la bibliografía científica.

Estas especies, no urticantes, y de una gran belleza, han sido recogidas por un equipo del área de Mediterráneo y Medusas del Oceanogràfic en colaboración con el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (Imida), ha informado el acuario valenciano en un comunicado.

Además, el biólogo marino Javier Murcia, la asociación Hippocampus y los inspectores del Servicio de Pesca de la Región de Murcia han facilitado la información, localización y captura.

El hecho extraordinario de que se puedan encontrar medusas de esta especie de forma agrupada y de gran tamaño en puntos concretos es debido fundamentalmente a que el Mar Menor es un mar confinado y, además, ofrece una temperatura, salinidad y nutrientes, que permiten un gran crecimiento de estos animales.

Las mismas fuentes han señalado que es más difícil en mar abierto y, menos, en cultivo, de ahí la extraordinaria circunstancia de que ahora se puedan contemplar en un acuario del Oceanogràfic.

Algunos acuarios del mundo reproducen esta especie de medusas pero nunca sobrepasan los diez centímetros de umbrela, ya que mantenerlas en un espacio reducido impide que adquieran mayores dimensiones.

Las Cotylorhiza tuberculata, que son endémicas del Mediterráneo , pueden llegar a alcanzar, según la bibliografía científica marina bibliografía marina existente, hasta 35 centímetros de umbrela, una medida que registran varios de los ejemplares que se muestran ahora en el Oceanogràfic de Valencia, gestionado por Avanqua, del grupo Global Omnium.

Además de su forma de huevo frito, una de las asombrosas características de este invertebrado consiste en que es casi autosuficiente, ya que cuenta con la energía que le suministran las algas unicelulares fotosintéticas alojadas en sus tejidos llamadas zooxantelas, que gracias a la clorofila pueden sintetizar su propio alimento con la luz solar.

La medusa huevo frito obtiene, en un perfecto sistema de economía circular, más del 80 % de la energía que necesita para vivir de los nutrientes que producen estas algas, ya que estas necesitan de los tejidos de las medusas y, a cambio, las medusas se alimentan de los nutrientes que generan las algas.

Por ello, en el acuario donde se encuentran se ha colocado una luz de espectro completo que simula la luz del sol para que las medusas puedan subir a la superficie y las algas realicen la fotosíntesis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos