Ocean Viking, el nuevo barco de la esperanza para miles de migrantes

Imagen del Ocean Viking,el nuevo barco de rescate para migrantes./Iván Muñoz García
Imagen del Ocean Viking,el nuevo barco de rescate para migrantes. / Iván Muñoz García

«El buque se enfrenta al desafío de encontrar embarcaciones a la deriva sin contar con el apoyo de los Estados», señala el director de SOS Mediterranée

EUROPA PRESSParís

Las ONG Médicos sin Fronteras (MSF) y SOS Méditerranée han puesto en funcionamiento este domingo un nuevo barco de rescate para migrantes, ocho meses después de que Aquarius, el barco anterior, se viera obligado a interrumpir sus operaciones.

«Ocean Viking se enfrenta al desafío de encontrar embarcaciones a la deriva sin contar con el apoyo de los Estados, que han decidido no cooperar con su labor humanitaria», ha señalado el director de operaciones de SOS Mediterranée, Fréderic Penard. «La sociedad esta dando socorro a personas que se juegan la vida en el Mediterráneo, un papel que le correspondería a los Estados«, ha añadido.

La embarcación ha zarpado del puerto francés de Marsella este domingo, y llegará a las costas de Libia a finales de esta semana, según ha confirmado un portavoz de SOS Médirerranée. Su capacidad para 200 personas, junto a los cuatro botes de salvamento de alta velocidad y la consulta médica, han convertido a Ocean Viking en el barco grande del Mediterráneo, superando al buque anterior, que tuvo que interrumpir sus operaciones por la presión del Gobierno italiano.

«El Mediterráneo es una de las rutas más peligrosas para las personas que intentan huir de África y Oriente Próximo hacia Europa». «Al menos 426 personas desde que comenzó el año al intentar llegar a Europa desde Libia», ha señalado SOS.

Países como Italia y Malta han prohibido en varias ocasiones la entrada de barcos de rescate a sus puertos. Aún así, el primer ministro de Malta, Joseph Muscat, ha confirmado este sábado que los 40 migrantes que transporta el barco de rescate 'Alan Kurdi', de la ONG alemana Sea-Eye, podrían ser desembarcados en el país y «redistribuidos» en varios países de la Unión Europea.

Más información