Un millar de personas pide «justicia» para Sara Majarenas y su hija Izar

Un millar de personas pide «justicia» para Sara Majarenas y su hija Izar

Ocurre dos días antes del inicio del juicio contra el padre de la pequeña por haberla acuchillado en 2017 cuando ésta tenía dos años

EFESan Sebastián

Alrededor de un millar de personas han participado este domingo en una manifestación en San Sebastián para pedir «justicia» para la expresa de ETA Sara Majarenas y su hija Izar, dos días antes del inicio del juicio contra el padre de la pequeña por haberla acuchillado en 2017 cuando ésta tenía dos años.

Convocada por la plataforma de apoyo a Sara Majarenas, la marcha ha comenzado sobre las 13:30 y ha discurrido tras una pancarta con la leyenda «Bizi nahi dut (Quiero vivir). Solas ante esta justicia». En la marcha han participado representantes de EH Bildu como el juntero y exaclade de San Sebastián por esta formación, Juan Karlos Izagirre y los miembros de Sortu Joseba Alvárez y Rufi Etxeberria. También ha acudido la diputada de Movilidad y Ordenación del Territorio de Gipuzkoa, la socialista Rafaela Romero.

La madre de Sara Majarenas, Conchi Ibarrondo, ha declarado a los medios de comunicación que «no espera mucho» del juicio en la Audiencia Provincial de Valencia contra el padre de su nieta, que se encuentra en libertad vigilada y con medidas cautelares desde el 15 febrero pasado por decisión del Juzgado de Instrucción 2 de Picassent al haber cumplido dos años de prisión provisional.

Esta decisión fue ratificada por la Sección Primera de la Audiencia de Valencia, a pesar de que la Fiscalía y la acusación particular pedían el reingreso en prisión del acusado hasta que tuviera lugar la vista oral.

Ibarrondo ha señalado que «todas las mujeres que se sienten agredidas se sienten igual» que su hija y ha hecho un llamamiento a «seguir luchando». «En ningún momento nos han demostrado estar con nosotras ni con ninguna mujer, por lo que pedimos justicia para las mujeres, que en este caso es Sara, pero todas nos sentimos desprotegidas», han señalado.

La Fiscalía y la acusación particular piden para la expareja de Majarenas penas que suman 30 años de prisión para el procesado como presunto autor de un delito de asesinato en grado de tentativa contra Izar, con las agravantes de parentesco y violencia de género, así como de un delito de lesiones psíquicas contra su madre.