La expareja de Juana Rivas tomará medidas tras la nueva denuncia por maltrato

Francesco Arcuri, padre de los dos hijos de Juana Rivas, llega a los Juzgados de Granada rodeado de periodistas./Afp
Francesco Arcuri, padre de los dos hijos de Juana Rivas, llega a los Juzgados de Granada rodeado de periodistas. / Afp

Francesco Arcuri, padre de los menores, confía en que sus hijos regresen a Italia el próximo 14 de agosto

EUROPA PRESSGranada

La defensa del italiano Francesco Arcuri ha anunciado este miércoles la adopción de medidas tras la denuncia que Juana Rivas ha presentado contra él por presuntos delitos de violencia doméstica, lesiones y amenazas hacia los dos hijos menores que tienen en común y ha confiado tanto en el archivo de la misma como en el regreso de los pequeños a Italia el próximo 14 de agosto.

El abogado de Arcuri en España, Enrique Zambrano, ha señalado que no se plantean otro escenario que no sea el regreso de los niños con el padre, pues confían en el archivo de la denuncia y en que Rivas no vuelva a incumplir las resoluciones que le obligan a entregárselos al progenitor.

El letrado de Arcuri ha visto en esta nueva denuncia contra su cliente una «estrategia de defensa» de Rivas de cara a justificar un posible indulto si se confirma la condena. Ha lamentado «el daño» que se está haciendo a los niños, de 13 y 5 años, a los que se hace seguimiento por los Servicios Sociales en Italia y ha mantenido que «la única causa de su malestar en su madre», en la línea de lo expuesto por la perito que analizó su caso durante el proceso que concedió la custodia exclusiva al padre.

Denuncia en Italia

Zambrano ha hecho hincapié en que los supuestos malos tratos que Rivas ha denunciado en un ya los expuso en Italia en una de sus últimas visitas «y no se tomó ninguna medida», mientras que la Fiscalía italiana ha archivado por falta de pruebas las ocho denuncias por maltrato presentadas en los últimos años.

El equipo jurídico de Arcuri ha avanzado que está a la espera de la confirmación de la condena por sustracción de menores en España y del archivo de las denuncias por maltrato en Italia para iniciar los correspondientes procedimientos.

En la que ha sido la última denuncia presentada en el Juzgado de Instrucción 3 de Granada, Juana Rivas ha solicitado la adopción de medidas cautelares, como una orden de alejamiento e incomunicación o la suspensión de la patria potestad, que aparten al padre de los niños hasta que se investiguen los supuestos maltratos. Todo ello antes del 14 de agosto, día que se ha fijado para que los menores regresen con su padre.