Un controlador aéreo casi provoca la colisión de un avión con una montaña al confundir izquierda y derecha

Un controlador aéreo casi provoca la colisión de un avión con una montaña al confundir izquierda y derecha

Las indicaciones desde la Terminal Sur llevaron a la nave a volar 800 pies por debajo del mínimo aconsejado

LAS PROVINCIAS

Antiguamente el copiloto iba con el mapa para indicar la ruta a seguir. Llegar al destino era casi una quimera si se conseguía atender a las indicaciones mientras se revisaba el camino a través de un papel. Con la llegada de las nuevas tecnología el copiloto dejó su labor de guía al GPS, sistema que tampoco asegura que en el 100% de los casos se llegue al destino deseado o que la ruta elegida por el dispositivo sea la más recomendable. Los pilotos de aviones cuentan con una ayuda extra, los controladores aéreos, que son aquellos que deben saber gestionar el periodo de vuelo comprendido por la zona geográfica próxima. La labor de los controladores es necesaria para que un avión siga la ruta establecida para llegar al destino y también para notificar cualquier alteración, bien por inclemencias meteorológicas o por proximidad de otras naves. En el caso de un avión de Eva Air la labor del controlador casi provoca un doble accidente y todo por confundir izquierda con derecha a la hora de comunicar el rumbo a seguir.

En un momento dado del vuelo, según apunta Independent, el controlador apuntó al piloto que debía girar hacia «la izquierda 180 grados». Dirección que siguió el piloto. Al poco de tiempo, el aviso desde la torre de control fue uno muy diferente: «Qué estás haciendo? A la derecha, ¡a la derecha 180 grados!».

El error del controlador provocó que el avión casi se estrellara contra la cima de la Montaña Wilson al cubrir la ruta entre Los Ángeles y Taipéi, en una acción indicada para evitar chocar contra otro avión. Los fallos se repitieron y la nave voló por debajo de la altura mínima aconsejada