«En septiembre ya sabíamos que la campaña sería nefasta»

La temporada de recolección de la naranja arrancó en «septiembre», como todos los años, pero en esta coacción ya se atisbaba una mala temporada: «En septiembre ya sabíamos que la campaña sería nefasta. No se recogían las mandarinas, primeras variedades, y la tónica ha continuado con los distintos tipos de naranja, entre ellos clemenules o las navelinas».

 

Fotos

Vídeos