La Abogacía de la Generalitat afirma que hubo dos tramas delictivas en Emarsa

La Abogacía de la Generalitat afirma que hubo dos tramas delictivas en Emarsa

La primera está relacionada con la gestión de los lodos y una segunda relativa a la contratación de empresas de allegados a los principales acusados

EFEValencia

La Abogacía General de la Generalitat Valenciana considera que hubo dos tramas delictivas en el caso Emarsa por el desvío e 23,5 millones de la empresa pública, la primera relacionada con la gestión de los lodos y una segunda relativa a la contratación de empresas de allegados a los principales acusados.

Así lo ha manifestado el abogado de la Generalitat, Miguel Ángel Cervera, en la tercera de las vistas dedicadas a la presentación de conclusiones del juicio por el caso Emarsa, quien ha señalado además que los acusados deberán indemnizar a la empresa de la Generalitat Epsar y a la empresa metropolitana de Valencia Emshi, matrices de Emarsa.

La cuantía a indemnizar asciende a cerca de 35 millones de euros, que resulta de sumar los 23,5 millones que se piden en concepto de indemnizaciones para Epsar y Emshi, los 8,2 millones por el coste hasta ahora de la liquidación de Emarsa y los 3,2 millones en concepto de sanciones tributarias.

Según ha señalado el abogado de la Generalitat, de la prueba practicada durante el juicio se deduce la existencia de una trama relacionada con la gestión de lodos, "donde claramente resulta necesaria la participación de varias personas", que actuaron "coordinadamente" para producir la malversación.

Ha manifestado asimismo que ha quedado probada también una segunda trama, relacionada con las acciones fundamentalmente del exgerente de Emarsa, Esteban Cuesta, y del director financiero de la empresa entre 1996 y 2010, Enrique Arnal, a través de la contratación de empresas de sus allegados "con objeto de obtener un beneficio ilícito".

También atribuye a ambos la contratación de personas "allegadas o afines políticamente", que a su juicio contaron con "el beneplácito y el consentimiento" del expresidente de Emarsa, Enrique Crespo.

En sus conclusiones, el abogado de la Generalitat asegura que además los acusados realizaban "gastos indebidos" que cargaban "ilícitamente" a Emarsa ya que eran gastos personales.

"Aquí es evidente que nos encontramos ante un plan individual de los acusados, sin que aparezca un previo concierto entre ellos, y mucho menos un concierto con los acusados relacionados con la gestión de los lodos", añade, por lo que considera que se trata de una "unidad diferente" a la de gestión de los lodos.

La Abogacía de la Generalitat mantiene las acusaciones contra los 24 procesados, y pide penas de 24 años de prisión para el exgerente de Emarsa Esteban Cuesta; 20 para el expresidente Enrique Crespo; 10 para el ex alto cargo de la Conselleria de Obras Públicas Juan José Morenilla, en todos los casos por falsedad, prevaricación y malversación de caudales públicos, además de cohecho en el caso de Cuesta.

Entre la documentación aportada en las conclusiones finales, Cervera ha presentado una representación gráfica de las retribuciones ilícitas mediante cajeros automáticos, entre ellas 81 extracciones en cajeros próximos a la sede de Epsar, lugar de trabajo de Morenilla, con tarjetas de sociedades del empresario Roca que reciben fondos de Emarsa.

También figuran 66 extracciones en cajeros automáticos en Manises, lugar de trabajo de Crespo; doce en las proximidades de la sede de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi), en la plaza del Ayuntamiento de Valencia, y otras 22 en lugares próximos al colegio de los hijos del expresidente de Emarsa y de su domicilio familiar.