Torra recusa al magistrado que le juzgará por los lazos amarillos

Quim Torra, en una imagen de archivo./EFE
Quim Torra, en una imagen de archivo. / EFE

El presidente de la Generalidad cree que el juez «desbordó la esfera institucional» por sus manifestaciones públicas contra él

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha convertido el juicio por el que deberá sentarse en el banquillo en su particular cruzada contra la justicia española. Tras advertir de que podría no presentarse en la sala de vistas del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña el día del juicio, los abogados de Torra presentaron hoy un recurso en el TSJC en el que solicitan la recusación del presidente del tribunal que juzgará al dirigente nacionalista los próximos 25 y 26 de septiembre.

El argumento que esgrimen para apartar a Jesús María Barrientos, que además es presidente del TSJC, es a su entender su «flagrante falta de imparcialidad» para juzgar un caso como el de los lazos amarillos, por el que Torra podría ser inhabilitado del cargo durante año y medio, según la petición de la Fiscalía.

Los abogados de Torra ponen varios ejemplos para sostener la recusación. Recuerdan que Barrientos abandonó una conferencia de Torrent por hablar de «presos políticos» y señalan que en su día afirmó que la decisión de la Junta Electoral de retirar los lazos amarillos «es tan obvia que no debería ser necesaria, porque éste es el estado natural de las cosas».

Torra alega que Barrientos, uno de los magistrados que forman parte del tribunal que lo juzgará por no retirar a tiempo símbolos independentistas de la Generalitat durante la campaña electoral, no cumple con el criterio de imparcialidad por sus manifestaciones públicas «absolutamente contrapuestas» a las del presidente de la Generalitat.