Crespo dice que Orange Market compró una moto para que la usara Ricardo Costa

Ricardo Costa, llegando a la Ciudad de la Justicia, el pasado julio./J. J. MONZÓ
Ricardo Costa, llegando a la Ciudad de la Justicia, el pasado julio. / J. J. MONZÓ

El testigo en la causa de la Fórmula 1 asegura que el Bigotes ratifica la versión del exsecretario del PP porque este le ha dado dinero

A. RALLOValencia

La ingente investigación que tiene por delante la juez de Instrucción 17 de Valencia ha completado hoy un nuevo episodio. Álvaro Pérez, el 'Bigotes', y Pablo Crespo han comparecido hoy en la Ciudad de la Justicia para aclarar la relación de la trama Gürtel con la Fórmula 1 y si ellos conocieron el pago de comisiones, tal y como denunció en su día el exsecretario regional del PP de Valencia, Ricardo Costa.

Las confesiones del que fuera hombre fuerte del partido con Francisco Camps en la Generalitat han supuesto la apertura o ampliación de numerosas investigaciones.

La declaración más importante del día ha sido la de Pablo Crespo, el supuesto número dos de la trama empresarial. El dirigente ha negado que Costa llamara a Camps durante una reunión para informarle de que se debía dinero de actos del partido y que el propio presidente ordenara que el pago se efectuara a través de empresarios, habituales contratistas de la Generalitat.

El Bigotes sí ha ratificado que esa reunión y conversación con el presidente existió, aunque ha incluido nuevos detalles. Sin embargo, Crespo, en todo momento, ha sostenido que la idea y la responsabilidad de este plan delictivo fue del propio secretario general. Además, ha añadido que tanto El Bigotes como Costa eran muy amigos y que incluso Orange Market llegó a comprar una moto para que la usara el dirigente popular.

En concreto, un exclusivo modelo que también tenía Álvaro Pérez. Al ser preguntado a qué puede deberse este relato coincidente entre el Bigotes y Costa, el testigo ha asegurado que hasta hace dos meses, el exsecretario del PP pagaba algunos gastos de Pérez y que le ha dado dinero. Esto, según ha asegurado a la juez, se lo ha confesado el propio Álvaro Pérez.