Puig, obligado a explicar al Consell la quita de deuda al grupo al que está vinculado

Mónica Oltra y Ximo Puig./J. Monzó
Mónica Oltra y Ximo Puig. / J. Monzó

Oltra revela que el presidente se ha justificado ante sus compañeros de Gobierno y no cree que haya conflicto de intereses

A. DE JUAN

La vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, reveló este viernes que Ximo Puig había dado explicaciones a los miembros del Consell, en la reunión celebrada momentos antes, en relación con la polémica generada por la decisión del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) de dar luz verde a la quita de un 70% de la deuda del Grupo Zeta antes de ser adquirido por Prensa Ibérica, y a la vinculación del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, accionista de Mediterráneo -controlado por Zeta-. Oltra aseguró que el jefe del Consell también estaba dando explicaciones a los medios de comunicación y que las daría en Les Corts.

La polémica sobre esta decisión centró la comparecencia de Oltra ante los medios. A la pregunta de si el presidente debía haberse abstenido en el pleno que dio luz verde al IVF para aprobar esa quita, Oltra dijo que el presidente «no sólo no debía abstenerse, sino que de hecho no podía». La también líder de Compromís precisó que el Consell «no ha aprobado nunca» una operación de quita de la deuda de ningún grupo mediático.

En la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, celebrado en Burriana, Oltra -a la que no se vio a gusto a la hora de tener que abordar este tema y que fue repreguntada en múltiples ocasiones- consideró que «no puede haber conflicto de intereses en una norma de carácter general, no es una cuestión ad hoc». Preguntada por si el asunto podría dañar la credibilidad tanto del presidente como del Consell, la líder de Compromís dijo esperar que no, ya que «la actitud es de total trasparencia».

Respecto a que cuatro meses después de haberse aprobado el decreto del IVF la única quita sea la del grupo empresarial en el que Puig tiene intereses, Oltra dijo que es «un periodo muy corto para valorar el impacto de una norma, el tiempo prudencial para hacerlo es un año».

Por su parte, el presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, también se refirió a este tema. Preguntado en À Punt, Gaspar apostó porque el jefe del Palau ofrezca explicaciones. El responsable de la corporación provincial consideró que siempre es buena opción «dar explicaciones» y más con el «ruido» que generan estas informaciones.

Gaspar, partidario de que el presidente Puig ofrezca explicacionespara aclarar la situación

Por su parte, la secretaria general del PP, Eva Ortiz, afirmó que el jefe del Consell «no puede permacecer callado ni un minuto más», por lo que desde la formación, dijo, esperan que la clarificación llegue cuanto antes. Además, Ortiz reclamó que una vez vuelva el presidente a la Comunitat, este debería «aceptar sin más dilación la petición de comparecer en Les Corts».

El número dos socialista, Manuel Mata, remarcó que en época del PP «se dio un crédito, a sabiendas de que era incobrable», a un medio de comunicación. Mata aseguró que gracias al IVF se ha recuperado una parte importante de ese crédito. Puig, dijo Mata, es «el presidente de la Generalitat más honrado de la historia».

Más noticias