Puig anuncia ventajas fiscales para el interior

Ximo Puig. / efe
Ximo Puig. / efe

El presidente pide paciencia para À Punt, defiende el aumento de altos cargos y reflexiona sobre los sueldos de concejales y consellers

EFE

castellón. El Consell estudiará la implantación de incentivos fiscales y económicos y medidas de acción territorial contra los efectos de la despoblación en las zonas rurales y del interior de la Comunitat, así como la instalación de cajeros automáticos de entidades financieras a finales de este año -numerosos municipios se han quedado sin sucursales- y programas de inserción para mujeres.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, y la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, anunciaron ayer estas iniciativas durante el Seminari de Govern-Estiu 2019 que desde el pasado viernes se celebra en Montanejos. Puig aseguró que el Consell trabaja en una acción coordinada contra la despoblación para evitar «desequilibrios territoriales». Adelantó que esta legislatura «va a ser muy importante la capacidad de entender la Comunitat como un todo y que nadie sienta ningún tipo de discriminación». Presidencia de la Generalitat impulsará el desarrollo de la Dirección General de l'Agenda Valenciana Antidespoblament, con sede en Castelló, y se firmará un convenio con las cuatro universidades valencianas con investigación en despoblación (UJI, UV, UPV y UA) para la elaboración de un estudio sobre posibles modificaciones normativas en materia territorial y fiscal en zonas afectadas por la pérdida demográfica con el objetivo de fijar población e impulsar proyectos de desarrollo económico. Mónica Oltra, por su parte, apostó por dar prioridad a medidas que ayuden a «fijar a la gente en el territorio y hacer que sea atractivo establecer su proyecto de vida en el ámbito rural». La vicepresidenta precisó que el Alto Mijares es la comarca de la Comunitat con más riesgo de despoblación.

El presidente de la Generalitat, por otra parte, participó esta semana en los desayunos de la Agencia EFE en el Colegio de Abogados de Valencia. En ese encuentro manifestó que hay que tener paciencia con el proyecto de À Punt, que se tiene que gestionar teniendo en cuenta «las limitaciones presupuestarias». Sobre la petición de Compromís de que los próximos Presupuestos de la Generalitat incrementen las partidas para la cadena, el jefe del Palau indicó que habrá que ver «cómo será el escenario del próximo presupuesto», en cuya elaboración habrá que establecer «prioridades» y ver si hay «disponibilidad».

El máximo responsable del Consell aprovechó para reflexionar acerca de las disparidades de los sueldos públicos en diferentes administraciones. «No tiene ningún sentido que un concejal de la oposición del Ayuntamiento de Valencia cobre más que un conseller, razonable no es», opinó. No obstante, no parece esto una prioridad del nuevo Gobierno. De igual modo, defendió el aumento de los altos cargos porque el objetivo es gobernar mejor y el número de estos empleados no le parece «excesivo» porque se sitúa por debajo del de otras autonomías.