Un proveedor dice que García-Fuster le pagó en efectivo días antes de las elecciones de 2015

Alfonso Grau, señalado por la Guardia Civil. / Irene Marsilla
Alfonso Grau, señalado por la Guardia Civil. / Irene Marsilla

Declara al juez que no recibió facturas en los últimos comicios y que era el asesor Barranco el que se encargaba de la campaña

A. RALLOValencia

Los investigadores siguen acumulando indicios de que el Grupo Municipal del PP tenía dinero en efectivo en los meses previos a las elecciones de 2015. Uno de los proveedores ratificó el pasado miércoles al juez la declaración que en su día prestó ante los agentes de la Guardia Civil, aunque ofreció más detalles acerca de los hechos. Confirmó que le pagaron en efectivo en al menos dos ocasiones, en el despacho de la exsecretaria Mari Carmen García-Fuster. Estos abonos se produjeron el 10 y el 23 de abril, un mes antes de las elecciones municipales, siempre según la versión de este pequeño empresario. Nunca recibió facturas por estos servicios. Él únicamente confeccionó un presupuesto.

Tras la salida Alfonso Grau del Ayuntamiento por su implicación en el caso Nóos, se ignora quién llevó la dirección de la campaña del PP. Así como en anteriores comicios la figura del exvicealcalde era clave, en estos, al parecer, hubo cierto vacío de poder. Este empresario apuntó que trató estas cuestiones con Antonio Barranco, un asesor del PP próximo a la exalcaldesa Rita Barberá. El exdirector general de Laterne, por su parte, confirmó que Grau se reunió con los empresarios para animarles a invertir en la nueva empresa -el dinero sirvió para financiar la campaña- y añadió que el encuentro se celebró en un hotel de la calle La Paz. Allí se citaron responsables de Edival, Sociedad Agricultores de la Vega, Pavasal y Secopsa, entre otros industriales.

Fotos

Vídeos