Podemos avisa: o se aprueban sus enmiendas o revisa el pacto del Botànic

Fabiola Meco, Antonio Estañ y César Jiménez, de Podemos, ayer en Les Corts. / EFE/Kai Försterling
Fabiola Meco, Antonio Estañ y César Jiménez, de Podemos, ayer en Les Corts. / EFE/Kai Försterling

La formación morada presenta 200 iniciativas al presupuesto del Gobierno valenciano con la tasa turística como elemento prioritario

F. RICÓS Valencia

Fabiola Meco, portavoz adjunta de Podemos en Les Corts avisó primero. Advirtió de que si sus socios, PSPV y Compromís, no aprueban las 200 enmiendas que ayer presentó su grupo parlamentario el proyecto de presupuestos de la Generalitat para 2018, no le darán su visto bueno. «Trabajaremos sobre la base del diálogo porque consideramos que todas las enmiendas que hemos presentado son fundamentales para darle el 'vist i plau' a los presupuestos de 2018», afirmó.

Pero el síndic de la formación morada, Antonio Estañ, fue un paso más allá y amenazó con replantearse el pacto del Botànic que encumbró tras las elecciones autonómicas de mayo de 2015 al PSPV y Compromís a controlar la Generalitat. «Si no llegamos a un acuerdo y se da un avance en todas estas medidas, el acuerdo del Botànic estará en una situación en la que tendrá que darse algún tipo de replanteamiento», advirtió.

Podemos apuró hasta última hora para presentar alrededor de 200 enmiendas a las cuentas autonómicas para 2018. El plazo acabó ayer a las 14.30 horas. Ese grupo parlamentario no ha cuantificado el montante económico que supondrá la aprobación de estos dos centenares de enmiendas, reconocieron.

Para explicar las enmiendas «prioritarias» comparecieron el propio Estañ y los portavoces adjuntos Fabiola Meco y César Jiménez. Reclamaron un mayor esfuerzo del Consell en políticas de vivienda, sanidad, dependencia, accesibilidad a edificios públicos (de 1,6 a cuatro millones que saldrían de Presidencia), la tasa turística y educación. Para Estañ se trata de demandas «comprensibles y asumibles». Mostró su voluntad de diálogo y «predisposición a aprobar los presupuestos siempre y cuando cumplan los acuerdos y mejoren la vida de los valencianos».

«Vemos un avance en el cumplimiento del acuerdo del Botànic pero nos preocupa que no sea suficiente», afirmó Estañ tras haber negociado las cuentas del Consell para 2018. No obstante, considera que no son suficientes, dada las «expectativas y promesas» que en 2015 llevaron a desalojar al PP del Consell y que estos presupuestos «son los últimos que van a ser ejecutados».

La tasa turística «sigue siendo una prioridad», incidió Estañ. El síndico aseguró que les «sorprendió y alarmó la negativa» del PSPV a discutirla, cuando «hay una mayoría en las tres patas del Botànic -dijo en referencia a Podemos y Compromís- que está por la labor». De ahí que Estañ reclamara diálogo.

Podemos pide eliminar los tres millones de euros de ayuda a Air Nostrum y destinar ese dinero a programas para reducir la brecha digital y promover la economía social. Defiende las ayudas a Ford y no se ha planteado tocar las destinadas a la patronal y a los sindicatos, aunque están abiertos a apoyar al PP en la supresión de estas últimas porque «si el fin al que va destinado se nos plantea más interesante y adecuado, no tendríamos ningún problema», dijo Estañ.

Plantean aumentar el parque público de viviendas con una inyección de 75 millones hasta 2020 (10 en 2018), acabar con el copago sanitario, más plazas para residencias públicas y acabar con los barracones en los colegios.

Más