Los partidos utilizan la subvención de Les Corts para pagar alquileres y sobresueldos

Una imagen aérea del hemiciclo de Les Corts Valencianes. / Jesus Signes
Una imagen aérea del hemiciclo de Les Corts Valencianes. / Jesus Signes

PSPV, PP y Compromís terminaron 2018 en positivo, Ciudadanos cuadró al céntimo y el balance de Podemos no se ha publicado

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

En el portal de transparencia de Les Corts Valencianes ya se puede consultar la contabilidad de los más de tres millones de dinero público que se reparten los grupos parlamentarios y que éstos mismos han presentado esta semana. Los datos son pocos y las facturas inexistentes. De hecho, La Sindicatura de Comptes y el presidente de la Cámara regional, Enric Morera, con el aval del Tribunal de Cuentas, exigen más transparencia a los partidos políticos a la hora de justificar las ayudas. Los portavoces de los grupos de Les Corts no están por la labor, prefieren disfrazar el destino del dinero y en muchas ocasiones presentan balances económicos cargados de dudas.

PSPV Aumenta 50.000 euros el gasto en asesores

La cuenta de los socialistas valencianos del ejercicio de 2018 sí que está colgada en la web del Parlamento. Una documentación compuesta por 14 folios en la que se aporta una memoria y una serie de cuadros numéricos para detallar gastos e ingresos. El PSPV, según sus cuentas, cerró 2018 con un resultado en positivo de 1.159,31 euros cuando el año anterior lo hizo con 2.055,06 en rojo.

Los socialistas recibieron de los fondos de Les Corts 815.040,09 euros en 2018. De estos, 606.630 fueron a pagar las nóminas del personal contratado para el grupo, 2017.079 para el abono de servicios exteriores y 169,83 de deterioro. En 2017, el gasto de personal fue de 553.321 euros.

En la documentación aportada no figura la relación del personal contratado y tampoco existe más información sobre los servicios exteriores contratados. En ningún caso se puede aseverar que todos los empleados trabajen para el grupo socialista en exclusiva cuando existe una asignación finalista de 1.056 euros al mes por diputado para contratar a trabajadores. El balance del PSPV está firmado por Rosa Peris.

Varios grupos reconocen la donación al partido de dinero del Parlamento regional

Partido Popular El enigma del sobresueldo para la dirección

El grupo que lidera Isabel Bonig liquida en seis folios toda la información contable referente al ejercicio de 2018. Los populares cerraron con 43.741 euros en positivo. Durante la anterior legislatura fue el grupo mayoritario e ingresó más de un millón de euros -1.024.229,78 euros- de los que 669.760,25 fueron para gastos de personal. El PP es el único grupo que la mayoría de la inyección de Les Corts no la destina al pago de nóminas de personal.

El gasto en servicios exteriores suma 248.711 euros y hay 149.500 euros en otros gastos de gestión corriente sin especificar. Uno de los grandes secretos de las cuentas del grupo parlamentario popular es cómo se pagan los sobresueldos que los miembros de la dirección cobran cada mes. Un abono que a este grupo de diputados le obliga a renunciar al plus de dedicación exclusiva para poder cobrar esa cantidad extra que complementa la nómina. De la subvención total, 22.300 euros ha sido para atender las necesidades del aparcamiento de sus señorías.

La información contable, rubricada por Luis Santamaría, como secretario, e Isabel Bonig como portavoz, apenas aporta información en la memoria y pasa muy de puntillas sobre la explicación de los números.

Compromís es el que más información aporta y Ciudadanos resume la gestión en cuatro folios

Compromís Un local alquilado en Alicante a cargo de Les Corts

Las cuentas de Compromís las firma su portavoz, Fran Ferri, y el ejercicio de 2018 el grupo parlamentario de la coalición lo cerró con un superávit de 5.842 euros. Los ingresos públicos desde el Parlamento alcanzaron los 688.242 euros, de los 621.558 fueron a parar al pago de las nóminas del personal contratado por el grupo. El resto de la subvención se ha gastado en servicios exteriores -60.842 euros- y 24.997 euros en otro tipo de gasto corriente.

La memoria que presenta la formación econacionalista es sin duda la más completa de todas con diez páginas. Compromís reconoce que tiene alquilada en Alicante una sede del grupo parlamentario que paga con la subvención que recibe de Les Corts Valencianes y el saldo de deudores a 31 de diciembre de 2018 en la cuenta era de 1.600 euros correspondiente a la devolución de la fianza del local arrendado. En la memoria detallan cada uno de los servicios exteriores que han contratado que van desde alquileres a aparcamiento, gastos de viaje, material de oficina, seguros y suministros. El grupo entrega 25.000 euros a Compromís porque así lo permite la ley de financiación de partidos. Además, incorpora un balance de sumas y saldos.

El grupo que lidera Fran Ferri reconoce que dona 25.000 euros al partido y Cs, 4.325

Ciudadanos La magia de cuadrar los ingresos y los gastos

Ciudadanos es el único grupo parlamentario capaz de cerrar el ejercicio de 2018 sin perder ni ganar un euro. La anterior portavoz, Mari Carmen Sánchez, liquida la gestión económica en cuatro folios y sin explicaciones sobre cada uno de los capítulos. Un listado de diputados y otro con el personal contratado es suficiente para dar fe de los gastos de la subvención. Ciudadanos recibió en 2018 un total de 389.325 euros, de los que 340.061,33 se destinaron al pago de asesores. Los 45.011,05 restantes se dedicaron al pago de servicios exteriores y 4.325,85 euros para entidades vinculadas (el partido). El grupo tuvo la habilidad en el pasado ejercicio de cuadrar gastos e ingresos.

Podemos El único grupo que no tiene las cuentas de 2018 colgadas

La formación morada es la única que no tiene colgada su relación económica del ejercicio de 2018. En la web de Les Corts están colgadas las cuentas de 2016 y no hay rastro de la de los dos ejercicios posteriores. El grupo que lideraba Antonio Estañ ha sido muy minucioso a la hora de rendir cuentas pero ayer no tenía colgada su cuenta de resultados. Las únicas que siguen ocultas.