Los muebles que ha pedido el vicepresidente Dalmau para el Palau de Pineda

Rubén Martínez Dalmau. /EFE/KAI FÖRSTERLING
Rubén Martínez Dalmau. / EFE/KAI FÖRSTERLING

Sillón confidente, sofá con chaiselongue y mesas con ruedas silenciosas, en el catálogo de necesidades del departamento

JC. Ferriol Moya
JC. FERRIOL MOYAValencia

La llegada de miembros de Podemos al Gobierno valenciano –con el vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau, a la cabeza– ha permitido comprobar el proceso de adaptación de sus dirigentes a las prerrogativas que acompañan a una designación como alto cargo. El 'no necesitamos coche oficial' dejó paso en su día a la utilización del 'transporte de la Generalitat', denominación suave para hacer referencia a que sí, a que cuando toca se usa el coche oficial. Algunos diputados del PP hicieron bromas el pasado jueves retratando con sus móviles a la consellera Rosa Pérez subiéndose al suyo a las puertas de Les Corts.

Dalmau, como titular de un área de nueva creación en el Gobierno valenciano, ha tenido que sacar a concurso la licitación del mobiliario de las instalaciones que ocupará en el Palau de Pineda, sede elegida para acoger la vicepresidencia segunda. La plataforma de contrataciones del Estado publica el pliego de condiciones con las características técnicas del mobiliario «para los Servicios Centrales de la Vicepresidència Segona i Conselleria d'Habitatge i Arquitectura Bioclimàtica». Mesas, sillas, sillones, sofás, armarios para documentos... se trata de vestir las instalaciones con unos muebles muy concretos. El precio de licitación supera los 42.000 euros, IVA incluido.

¿Y qué ha elegido la vicepresidencia segunda? La descripción del mobiliario que se solicita revela, en primer lugar, que el de alta dirección no coincidirá con los muebles de oficina colectivos. Una suerte de distinción entre la casta y el pueblo trasladada a la vicepresidencia segunda del Consell que contrasta con el discurso político de la formación morada.

Silla de dirección

No sólo eso. Para la alta dirección, despachos de tipo 1 y 2. En el primero –cabe suponer que para el propio Dalmau–, 'mesa principal despacho dirección con ala auxiliar' valorada en 1.175 euros y 'mesa de reuniones despacho dirección 8 personas' por algo más de 1.000 euros. La 'silla de dirección' se valora en 500 euros. Para los segundos –probablemente el resto de altos cargos–, mesas, armarios y sillas algo más ajustadas de precio.

Las características técnicas del mobiliario solicitado ofrecen más datos respecto a las necesidades de la vicepresidencia segunda. El 'sillón confidente' -que pese a su curiosa denominación no encierra ningún tipo de secreto respecto a su formato o diseño- es una de las más solicitadas. Son las elegidas para las visitas y reuniones. En el caso de los despachos de dirección, con un precio de entre 75 y 120 euros cada una. Para los espacios colectivos, de 50 euros.

Entre las necesidades de la vicepresidencia, un sofá de tres plazas con chaiselongue, en poliester, del que no se identifica precio de licitación alguno ni se aporta información respecto a su necesidad. Lo mismo ocurre con el mostrador (para tres personas) y la mesa auxiliar a ubicar junto al sofá.

Toda responsabilidad que se precie necesita su propio oropel, el brillo que acompaña el poder. En el caso del despacho de Dalmau, la mesa tendrá «acabado en madera y estructura metálica cromada» y una dimensión aproximada de 2000x900x750 mm. Tablero y faldón «en laminado nogal o similar». Las ruedas de todo el mobiliario serán «de PVC silenciosas».

El sillón contará con 'respaldo alto y reposa cabezas, brazos fijos en acero cromado tapizados en piel negra, base de aluminio cromado con ruedas de 65 mms diámetro, sistema de elevación a gas, sistema de basculante de respaldo sincro con cinco paradas y bloqueo y antretorno'. El tapizado de asiento y respaldo en piel negro. Los interesados tienen hasta el 11 de octubre para presentar ofertas.