La inversión del Gobierno en la Comunitat crece un 60% en año de elecciones

La inversión del Gobierno en la Comunitat crece un 60% en año de elecciones

Los presupuestos que presenta Sánchez reservan 1.189 millones para los valencianos, el 9,8% del total del gasto territorializado

- Burguera
- BURGUERAValencia

El proyecto de los Presupuestos Generales del Estado presentado ayer ante el Congreso recuerda, en su relación con la Comunitat y con el Consell del Botánico que lidera la Generalitat, a lo que está sucediendo estos días en los centros comerciales. La gente acude a las rebajas y los dependientes preguntan si las compras deben ir junto a un ticket de regalo. Todavía estamos en fechas navideñas a efectos comerciales. Y políticos. Son tiempos de obsequios. Los detalles de los PGE que ayer se dieron a conocer y que el Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes suponen un importante crédito para Ximo Puig, presidente de la Generalitat, que ve cómo desde el Gobierno que encabeza su compañero de partido, Pedro Sánchez, se ofrecen unas cuentas públicas donde la distribución territorial de la inversión en 2019 para la Comunitat es la más importante de los últimos años. Casi 1.200 millones (1.189 millones, exactamente) de inyección presupuestaria, cerca de 450 más (449,5) que un año antes, lo que supone un aumento interanual del 60%, uno de los más importantes entre las autonomías.

La Comunitat recibe el 9,8% de la inversión territorializada (para ajustarse al peso poblacional de la Comunitat, también en torno al 10%), un porcentaje que se aproxima muchísimo al que Puig anunció que se produciría tras reunirse con Sánchez en la Moncloa el pasado mes de octubre. De este modo, el Gobierno central cumple con la Generalitat. El jefe del Consell podrá, de este modo, sacar pecho de lo conseguido en Madrid. Justo en la recta final de la legislatura. Justo cuando las encuestas sitúan el resultado de las próximas elecciones autonómicas en una pura incógnita. Justo cuando el Botánico más lo necesita en pleno auge de los partidos del bloque de derechas, según los datos del CIS.

Sobre el papel, el de los PGE, el Gobierno central hace un buen regalo al Consell. El papel, en cualquier caso, es muy sufrido, si bien es cierto que, para sufrimiento el de Pedro Sánchez. El presidente tiene muy difícil que estas cuentas presentadas ayer vean la luz. Los socialistas no cuentan con los votos suficientes para sacar adelante su proyecto de presupuestos y será complicado que logren establecer las suficientes alianzas políticas para poder aprobarlos. Quizá por eso el mayor porcentaje de la inversión real recae en Cataluña, ni más ni menos que más del 18% del total. En cualquier caso, como carta a los Reyes Magos y como declaración de intenciones, en relación a la Comunitat los PGE suponen un notable espaldarazo para Ximo Puig, que ayer realizó unas declaraciones donde recalcaba precisamente esa atención especial que el Gobierno central dedica a los valencianos en esas cuentas tan difíciles de cristalizar. El Ejecutivo de Sánchez, a pesar de que Bruselas tiene sus ojos puestos en las cuentas del Estado, incrementa la inversión real en las autonomías en más de un 20% en apenas un año, y pasa de los 10.000 millones en los últimos presupuestos aprobados, los diseñados por el gabinete de Mariano Rajoy, a más de 12.000 millones para este año.

En la rueda de prensa en el Congreso de los Diputados para explicar el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2019, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, destacó que Cataluña, Andalucía y la Comunitat Valenciana son las regiones del país que incrementan más las inversiones para este año.

La Comunitat es la segunda autonomía española que, en cifras absolutas, recibirá un mayor importe de los Fondos de Compensación Interterritorial de 2019, con 53,2 millones de euros, por detrás de Andalucía (160,3 millones) y por delante de Canarias (51,2 millones). En lo que se refiere a los 12.000 millones de las inversiones territorializadas, los 449 millones de incremento respecto al año pasado para la Comunitat es, tras el aumento asignado a Cataluña y Andalucía, el más importante. Porcentualmente, también es uno de los mayores, tras el registrado por los catalanes o los navarros, si bien en este último caso la cantidad asignada es casi incomparable, pues a Navarra se destinan un centenar de millones debido a que su sistema tributario y de asignaciones, al igual que el vasco, están al margen del resto de las autonomías españolas.

En términos de afinidad política, la tendencia de los PGE parece ajustarse a las relaciones entre el Gobierno central y el signo político de los Ejecutivos autonómicos. Regiones como la valenciana o la andaluza reciben un mayor respaldo, así como Aragón, Extremadura o Asturias, autonomías todas ellas gobernadas por los socialistas, solos o en coalición. La región peor parada en cuanto a inversiones, en comparación con 2018, es Galicia, gobernada por el popular Alberto Núñez Feijóo, mientras que Madrid, también en manos del PP, mantiene la inversión a pesar del incremento general.

Más sobre los Presupuestos Generales del Estado

 

Fotos

Vídeos