El Rey, a Colau: «Mi papel es defender la Constitución»

EFE

Roger Torrent se ausenta del acto, Colau marca distancias y a los representantes de la Generalitat se les excluye de una reunión de alto nivel en la inauguración del MWC

CRISTIAN REINOBARCELONA

El Rey de España, acompañado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro de Turismo, Energía y Agenda Digital, Álvaro Nadal; y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la de L’Hospitalet, Nuria Marín, han inaugurado esta mañana el Mobile World Congress, en medio de una fuerte tensión institucional. Esta tensión se ha reflejado sobre todo en las ausencias. La más destacada ha sido la del presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent, que ayer evitó saludar al Rey en el ‘besamanos’ organizado por la Casa Real para dar la bienvenida a las autoridades y organizadores del Mobile, aunque luego sí acudió a la cena oficial de inauguración del evento.

Esta mañana ha sido la gran ausencia. Ayer también se ausentaron los representantes de la Generalitat, pero esta mañana en cambio sí han estado presentes en la recepción oficial Pau Villoria, secretario general de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, y Joaquim Nin, secretario general de la Presidencia. Ambos han saludado al Rey a su llegada al recinto ferial de L’Hospitalet, uno de ellos portaba un lazo amarillo en la solapa, pero en cambio ninguno de los dos ha sido invitado a la reunión previa que el monarca ha mantenido con Sáenz de Santamaría, Colau, Nadal, Josep Lluís Bonet y los responsables del salón. Fuentes de la organización han apuntado que si no han sido invitados es porque el encuentro era entre dirigentes del máximo nivel, entre ministros y alcaldes.

Más información

La alcaldesa de Barcelona, que ayer no acudió al ‘besamanos’ organizado por la Casa Real tampoco ha acudido a la recepción que autoridades locales han hecho al jefe del Estado a las puertas de la feria. Colau se ha mantenido en todo momento en un segundo plano, siempre en la parte de atrás de la comitiva oficial. Colau ha vuelto a hacer un boicot a medias al Rey, con quien ayer tuvo una conversación “franca”, según ha revelado en Rac-1, en la que transmitió a Felipe VI que su discurso del 3-O “reflejó una falta de empatía bestial”. "Siempre nos hemos distinguido por defender el diálogo. Al Rey le dije lo mismo: que las cosas deben resolverse con diálogo y democracia y que esto es incompatible con las cargas del 1 de octubre. Y que el 3 de octubre esperábamos un gesto diferente del Rey y no que avalara aquellas cargas", ha dicho la alcadesa. “El Rey fue muy educado y, resumidamente, me dijo que su papel era defender la Constitución", añadió Colau. "La Constitución se puede defender de muchas maneras diferentes”, ha relatado la alcaldesa que fue su respuesta. El Rey, en cambio, ha evitado esta mañana ningún discurso y su presencia en la feria se ha limitado a la visita de pabellones, entre otros los de España y Cataluña.

Además de la tensión institucional, el otro asunto que ha marcado la mañana de inauguración del salón es cómo podría afectar a la permanencia del evento en Barcelona la incertidumbre política. El Gobierno avisó ayer que los boicots de Torrent y Colau pueden poner en peligro el futuro del MWC en la capital catalana. El ministro Nadal ha insistido esta mañana en esta advertencia. “No les digo yo que algunas distorsiones no quieran ser aprovechadas por otros para que el Mobile deje de estar en Barcelona. Por eso nosotros estamos trabajando todos los días para que el Mobile siga aquí. Creemos que la posición de Barcelona es muy fuerte, es muy difícil de desafiar, pero no cabe duda que algunos lo quieren aprovechar y algunos también se lo quieren poner fácil", ha dicho. Los presidentes de Telefónica y Vodafone, mientras, han terciado en la polémica y han asegurado que Barcelona es el “mejor lugar” para acoger el salón.

Fotos

Vídeos