El Gobierno se someterá al control del Congreso seis meses después

El Gobierno se someterá al control del Congreso seis meses después

Sánchez comparecerá además el miércoles para informar de los dos últimas cumbres europeas como le exige desde julio la oposición

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Cinco meses después de las elecciones del 28 de abril, el Congreso despierta de su letargo. La Mesa y la Junta de Portavoces aprobaron este miércoles el próximo calendario de trabajo, control al Gobierno incluido, con la incertidumbre de si habrá una nueva investidura de Pedro Sánchez o si, de lo contrario, las Cortes volverán a disolverse.

Será el próximo miércoles cuando el presidente en funciones comparezca en un pleno extraordinario para rendir cuentas sobre las dos últimas cumbres europeas que le reclama la oposición al completo desde julio. A continuación, Sánchez y su Gobierno se someterán al control parlamentario tras seis meses sin responder preguntas en el hemiciclo pese a la doctrina del Tribunal Constitucional, que avaló que un Ejecutivo en funciones puede ser controlado por el Parlamento. PP y Ciudadanos llevan meses incidiendo en la obligación del socialista de comparecer ante el pleno y dejar de evadir el control de la Cámara.

Un día antes, el 10 de septiembre, tendrá lugar el primer pleno ordinario de esta legislatura en la que se discutirá y votarán dos proposiciones de ley, una autonómica y otra del PSOE, y dos proposiciones no de ley de la oposición.

El calendario oficial contempla también celebrar otro pleno los días 17 y 18 de septiembre, independientemente de si hay o no una nueva intentona de Sánchez para formar gobierno y evitar la convocatoria de nuevas elecciones. El plazo para poder ser investido expira el próximo día 23. Fuentes parlamentarias insisten en que la hora límite es la medianoche.