Felipe VI: «Todo va muy bien y ya tenemos ganas de verlo en casa»

El rey Felipe y la infanta Sofía, a su salida, ayer, de la Clínica Quirón./EFE
El rey Felipe y la infanta Sofía, a su salida, ayer, de la Clínica Quirón. / EFE

La Familia Real escalona las visitas y, si bien ayer acudieron a la clínica el Rey y la infanta Sofía, hoy lo harán doña Letizia y la princesa Leonor

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Desde que el pasado sábado don Juan Carlos fuese intervenido del corazón, una operación en la que le practicaron tres 'bypass', no ha dejado de recibir la visita de sus familiares y amigos más cercanos, que le intentan hacer más llevadera su recuperación. Según el parte médico emitido este jueves -el anterior había sido el martes-, la evolución del Rey emérito es «favorable». Todo discurre según lo previsto por los facultativos. Pasea, tiene buen apetito y también buen humor. Aunque tanto el paciente como su familia saben que la recuperación de una operación a corazón abierto lleva su tiempo. De ahí que este jueves, a diferencia de los primeros días, el flujo de visitas fue inferior, para no atosigar demasiado a don Juan Carlos.

De momento no se contemplan fechas para su alta hospitalaria. Todo llegará, vienen a decir en la Clínica Quirón, que en su último parte médico detalla que a don Juan Carlos ya se le han retirado «los cables de estimulación cardiaca y la vía central». El Rey emérito, que abandonó la unidad de cuidados intensivo este lunes, ya toma la medicación vía oral y «el resultado de las analíticas y prueba de imagen de control post-operatorio se encuentra dentro de la normalidad», comentó la gerente territorial de los hospitales Quirón, Lucía Alonso, encargada de leer el parte médico.

«Impresiona»

Don Felipe, que ayer se acercó hasta el centro hospitalario en compañía de la infanta Sofía, comentó a la salida que había visto «muy bien» a su padre, más aún teniendo en cuenta que la operación a la que se sometió «impresiona. Cualquier impresiona, pero un poco más si cabe si es del corazón», en la que es necesario abrir la caja torácica.

El Rey reconoció desconocer cuándo pueden darle el alta hospitalaria a don Juan Carlos. Su deseo, no ocultó, «es que lo antes posible esté en casa. Pero lo importante es que todo va muy bien».

A diferencia de los primeros días, o incluso de este martes, cuando por la Clínica Quirón pasaron la reina Sofía, la infanta Elena y sus hijos, la infanta Cristina y los Reyes con sus hijas, a partir de ahora habrá menos visitas porque «agobiar al paciente no viene bien», llegó a decir don Felipe a su salida del centro hospitalario, donde estuvo algo más de media hora visitando a don Juan Carlos. De ese modo, adelantó que este viernes serán la reina Letizia y la princesa Leonor quienes se acercarán hasta la Clínica Quirón para conocer, in situ, la evolución de quien fuera jefe del Estado durante casi cuatro décadas y que ahora, por decisión propia, está apartado de la vida pública.