«El 28-A favorece que los valencianos tengamos un espacio político propio»

Ximo Puig, tras  la declaración  institucional. / J. MONZó
Ximo Puig, tras la declaración institucional. / J. MONZó

El presidente de la Generalitat asegura que esta decisión reconoce a la Comunitat «como una autonomía histórica»

A. CERVELLERA VALENCIA.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno anunció el pasado 15 de febrero la convocatoria de elecciones anticipadas para el próximo 28 de abril después de que sus primeros presupuestos no lograsen superar ni el primer trámite parlamentario. Ximo Puig, jefe del Consell, siguió ayer la estela marcada por el también líder del PSOE y compareció en el Palau de la Generalitat para anunciar otro adelanto electoral pese a que la situación política de su gobierno era mucho mejor que la de Sánchez. Los valencianos votarán a sus representantes autonómicos en una cita que no coincidirá con los comicios locales pero que será el mismo día que las generales. Una situación inédita desde que existe el autogobierno y que para el presidente de la Generalitat asegura que la Comunitat Valenciana «tenga un espacio político propio».

Puig defendió durante toda su intervención que esta decisión es la mejor para la autonomía valenciana. El jefe del Consell considera que el hecho de que la Comunitat tenga por primera vez un calendario electoral la reconoce «como una autonomía histórica» y permite que se singularice el debate «para defender los intereses propios». De esta forma, Puig considera que es bueno utilizar esta «herramienta atribuida» para acercarse más a otras regiones con más visibilidad y cuyas elecciones no serán el 28 de abril como son la catalana, vasca, gallega o andaluza.

Para el también secretario general de los socialistas valencianos estaba claro que los comicios generales iban a copar el debate público de los próximos meses y se iban a invisibilizar las citas autonómicas y locales de mayo. Por ello, aunque considere que esta situación también se da en abril, cree que permitirá que haya un hueco para hablar de los problemas que afectan a la Comunitat. Puig indicó que «el problema valenciano no está solucionado» en referencia a que aún está pendiente la reforma de la financiación autonómica y que los presupuestos contemplen unas inversiones acordes al peso poblacional y subrayó que «la reciente aprobación de la reforma del Estatut y el calendario electoral propio nos colocan definitivamente en el lugar que merecemos». Además, añadió que la decisión permitirá «una mayor movilización y participación» de la ciudadanía, lo que considera que beneficia a la democracia. La decisión está avalada por Pedro Sánchez y la ejecutiva del PSOE, con los que Puig ha mantenido una comunicación constante, tal y como señaló.

Puig asegura tener «un absoluto respeto a la posición de Compromís y el resto de grupos» El jefe del Consell apunta que la coincidencia de las citas provocará «una mayor participación»

El jefe del Consell no quiso reconocer la ruptura con Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat, y Compromís pero sí admitió que conocía la posición de sus socios y la «respeta». «Cada grupo político tiene absoluto derecho a plantear lo que considere y en este caso tengo absoluto respeto a la posición que tiene Compromís como a la del resto de grupos políticos y por tanto no tengo nada que decir», sentenció Puig. El jefe del Consell también agradeció «el trabajo» de todos los consellers y apuntó «que se ha demostrado que existe una manera de hacer política valiente, honesta y eficaz» durante los últimos cuatro años.

Puig quiso despejar cualquier duda existente acerca de la legalidad del proceso que se había especulado e insistió en que no llevaría esta decisión al pleno del Ejecutivo «si no estuviera «eguro». En ningún caso el líder del PSPV consideró que la ruptura actual imposibilite un acuerdo con sus actuales socios y quiso dejar claro que el pacto del Botànic ha sido «una historia del éxito» y que le «gustaría» seguir avanzando en el proyecto que iniciaron en 2015 tras las elecciones autonómicas. Preguntado por si optaría por pactar con otras fuerzas como Ciudadanos, Puig contestó que el candidato del partido naranja, Toni Cantó, «ya ha explicado claramente que no es posible otro tipo de combinación».

Campaña electoral

Puig aprovechó la declaración institucional en el Palau de la Generalitat para hacer un balance positivo de la legislatura en el que enumeró políticas que han marcado el Consell como han sido la eliminación del copago farmacéutico, el fomento de programas para la obtención de libros gratuitos, el incremento del profesorado, el aumento de las prestaciones a personas con dependencia o la aprobación de la nueva ley de vivienda. En el ámbito económico Puig incidió en la importancia de que se hayan creado 200.000 puestos de trabajo, que se haya liderado«el crecimiento económico», la recuperación de la cooperación empresarial o la potenciación «de un turismo innovador». Pero también aseguró que queda mucho trabajo por hacer y que ahora «queda en manos de los valencianos decidir quien debe gobernar la Comunitat».

Más