Los empresarios vinculados al hermano de Puig, a la caza de más ayudas públicas

La vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, en Les Corts. / irene marsilla
La vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, en Les Corts. / irene marsilla

La familia Adell Bover, cuya productora es investigada por Antifraude, intenta lograr subvenciones de la conselleria de Oltra

H. E./JC. F. M.VALENCIA.

El Diari Oficial de la Generalitat del pasado viernes publicó una resolución de la Vicepresidencia y la Conselleria de Igualdad por la que se conceden subvenciones 'para el desarrollo de programas que fomenten la igualdad entre mujeres y hombres y/o el asociacionismo de mujeres, en la Comunitat Valenciana, en el ejercicio 2019'. Entre las ayudas denegadas, una solicitada por la Asociación Pesca Na Tarrafe para el programa 'Ser dona'.

La citada entidad pertenece a la familia Adell Bover, empresarios del sector audiovisual que están siendo investigados por Antifraude por la justificación de una subvención incluida en el programa de fomento del uso del valenciano. El departamento que dirige Mónica Oltra rechaza la concesión de la ayuda al señalar que la propuesta presentada no alcanza los 55 puntos, puntuación mínima exigida en la convocatoria.

Estos empresarios de Castellón son los propietarios de las productoras Canal Maestrat y Kriol, que hace unos meses fueron excluidas por À Punt de un concurso por pactar precios. También fue sorprendida Comunicacions dels Ports, una productora propiedad de Francis Puig, hermano del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que abandonó el concurso antes de ser expulsada del proceso por la cadena pública. Las empresas de la familia Adell Bover y del hermano del jefe del Consell han mantenido una relación laboral muy estrecha en los últimos años.

El departamento de Oltra niega la ayuda a la asociación de pesca propiedad de Adell Bover

Los Adell Bover han acumulado importantes subvenciones de administraciones públicas. Cantidades que suman cientos de miles de euros con aportaciones de varias instituciones de la Comunitat Valenciana, Aragón y Cataluña. La empresa matriz es Canal Maestrat y en 2016 fundaron la productora Kriol, con la que han optado a un bueno número de ayudas públicas. Incluso han pretendido sin éxito que el Gobierno de Aragón pagara su nueva unidad móvil. La búsqueda de subvenciones públicas no se ha hecho únicamente a través de las productoras Canal Maestrat y Kriol Produccions. También se ha recurrido a la Asociación de Vecinos de Les Suterranyes de Vinaròs. El Diario Oficial de la Generalitat publicó hace pocas fechas el listado de ayudas denegadas para el impulso del marketing turístico de la Comunitat Valenciana. Les Suterranyes, creada por los Adell Bover, solicitó una ayuda de 25.000 euros para la restauración del Mas de Baret como sede social y logística del aeródromo del Maestrat. Turismo rechazó conceder la citada ayuda alegando que el solicitante no tenía la condición de beneficiario, según exige la Ley General de Subvenciones. Un año antes, la misma solicitud de subvención también fue rechazada por el órgano que dirige Francesc Colomer con el argumento de que sociedad, en el momento de la presentación de la solicitud, no estaba inscrita en el Registro General de Empresas.