La Diputación de Alicante estudia recurrir el proceso de selección de Àpunt

La directora general de la Coporación Valenciana de Medios de Comunicación, Empar Marco./D. TORRES
La directora general de la Coporación Valenciana de Medios de Comunicación, Empar Marco. / D. TORRES

César Sánchez (PP) considera que se están cometiendo presuntas irregularidades con dinero de los alicantinos

EFEAlicante

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez (PP), ha dicho que esta institución estudia la posibilidad de recurrir ante el TSJ el proceso de selección de la nueva televisión pública valenciana, Àpunt, por considerar que se están cometiendo presuntas irregularidades con dinero de los alicantinos.

"Estamos muy preocupados con la puesta en marcha de esta televisión, y después de leer a través de los medios de la existencia de un posible fraude en el proceso de selección del personal que trabajará en el ente, desde la Diputación estamos estudiando jurídicamente la posibilidad de recurrirlo", ha anunciado Sánchez.

De recurrirlo "en defensa legítima del interés público que tiene la institución para defender el destino de los impuestos de todos los alicantinos", ha indicado.

"Esta televisión se pone en marcha también con dinero de los alicantinos y la Diputación tiene ese derecho legítimo de defender el interés público en la provincia y no nos parece serio ni riguroso lo que estamos viendo en este proceso de selección", ha manifestado Sánchez, según un comunicado de la corporación provincial alicantina.

Sánchez ha hecho estas declaraciones tras el encuentro de trabajo que ha mantenido hoy con la presidenta de CONCAPA Alicante, Julia Llopis, y el presidente de la FAPA 'Gabriel Miró', Ramón López, en el que se ha abordado el asunto del decreto ley de plurilingüismo.

A este respecto, el máximo responsable de la Diputación de Alicante ha subrayado que la institución que él preside sigue "trabajando jurídicamente en las fórmulas para paralizar" ese decreto ley porque, en su opinión, es "una burla a los tribunales" y porque "el Consell se ha erigido en sustituto del TSJ a la hora de interpretar las leyes".