Los deberes de los partidos para el arranque del curso político

Los deberes de los partidos para el arranque del curso político

PP, Podemos y Bloc, el principal partido de Compromís, tienen que renovar sus direcciones en los próximos meses | Los procesos internos y la elección de los nuevos líderes pueden afectar a los grupos parlamentarios y a la composición de los diferentes gobiernos

Arturo Cervellera
ARTURO CERVELLERA

El pasado curso político fue intenso. Muy intenso. En apenas unos meses tuvieron lugar nada menos que cuatro elecciones (generales, autonómicas, municipales y europeas) con sus correspondientes campañas electorales. Una época de gran intensidad que obligó a movilizar toda la maquinaria de los partidos y que, a no ser que no lleguen un pacto PSOE y Unidas Podemos a nivel estatal, asegurará a los ciudadanos valencianos varios años sin votaciones. Aunque no para los políticos y militantes. En este nuevo curso que arranca, tres formaciones, PP, Podemos y el Bloc (principal partido de Compromís), afrontan sus propias elecciones internas en las que deberán elegir a nuevas direcciones en los diferentes congresos.

La repetición electoral puede retrasar los cónclaves

La celebración de los congresos que están más próximos podrían encontrar un escollo que les retrasaría su celebración, las elecciones generales. Si el PSOE y Unidas Podemos no llegan a un acuerdo en las próximas semanas, los cónclaves de la formación morada y el PP previstos para este 2019 podrían retrasarse. En los partidos hay una opinión bastante extendida sobre la necesidad de separar los dos procesos ya que la celebración de un congreso justo antes de las elecciones podría generar enfrentamientos que darían una imagen de debilidad y de inestabilidad de la marca en un momento en el que se tiene que hacer justo lo contrario. Desde las formaciones apuntan que si finalmente hay elecciones lo más probable sería que se celebrasen en los primeros meses de 2020.

Estos cónclaves serán determinantes para decidir no solo a los principales referentes de las formaciones sino también para fijar la línea estratégica que los partidos seguirán en el próximo mandato, que suele ser de cuatro años. Un debate que puede llevar a enfrentamientos internos, la conformación de candidaturas alternativas a las 'oficialistas' que se suelen impulsar desde la dirección saliente o incluso a alcanzar consensos para evitar exhibir una imagen de fractura.

Los congresos afectarán a nivel interno a los partidos e incluso pueden repercutir en los gobiernos. El cónclave de Podemos será fundamental para determinar la capacidad de la formación morada de no terminar siendo invisible en el Ejecutivo que lideran PSPV y Compromís. Por su parte, el del Bloc puede marcar el futuro de Compromís en un momento en el que se empieza a poner en duda las bases de la coalición tras la desintegración de Gent de Compromís. Y todo apunta a que el del PP se convertirá en un pulso entre las diferentes direcciones que puede sentar precedentes para el congreso autonómico.

Las familias internas de los partidos ya preparan sus listas

La división puede debilitar a las formaciones

Bloc-Compromís La evaluación interna a Micó

La secretaria general aspira a un segundo mandato después de que los críticos se hayan quedado sin un referente interno

El Bloc, el principal partido de Compromís, será el último en afrontar este curso sus votaciones internas. Este congreso nacional, a diferencia de los anteriores, será ordinario. Se espera que la actual secretaria general, Àgueda Micó, trate de revalidar el cargo por lo que el cónclave será una evaluación interna a la actual líder.

Hace cuatro años, el partido llegó dividido al congreso ya que el sector crítico encabezado por Rafa Carbonell presentó una alternativa a Micó, que partía de favorita en para suceder a Enric Morera, ex secretario general y actual presidente de Les Corts. Micó y Carbonell llegaron en el último momento a un acuerdo pero el último no tardó en abandonarla y dejar la política. Desde entonces, el sector crítico se ha quedado sin su principal referente pero ha ganado peso la corriente interna 'Bloc i País', el ala más nacionalista dentro del partido y crítica con la dirección. Por ello, no sería de extrañar que impulsasen una candidatura contra la actual secretaria general.

La corriente más nacionalista del partido podría presentar un candidato alternativo

Al margen de la evaluación a Micó, habrá que ver qué repercusión tiene orgánicamente el deseo del conseller Vicent Marzà de ganar protagonismo político. Su marcado perfil nacionalista, simpatizante del independentismo, quedó diluido la pasada legislatura, pero el conseller sigue en Educación a su pesar. Marzá busca marcar ahora perfil propio en la política de la Generalitat y quizá esa ambición se traslade de algún modo a los órganos de poder de su formación.

Abril-Mayo

Secretaria general actual:
Àgueda Micó.
Corrientes internas:
Cercanos a la dirección actual y críticos.
Podem La pugna por la sucesión de Estañ

La portavoz de Unidas Podemos en Les Corts es la mejor situada en un proceso en el que otras familias internas podrían presentar alternativas

La formación morada será la que dará el pistoletazo de salida a la época de congresos. Esta previsto que en el mes de octubre tenga lugar el conocido como Vistalegre valenciano, que elegirá a la nueva dirección del partido y al secretario general después de que Antonio Estañ, actual responsable, decidiera adelantar el cónclave al dar por concluido su mandato. Estañ ya anunció que no se volvería a presentar al proceso interno por lo que ya existen movimientos internos para optar a la sucesión.

Los sectores afines a Estañ y a Iglesias pueden pactar una candidatura o enfrentarse

En el congreso que eligió a Estañ como secretario general en 2017 hubieron tres candidaturas. Además de la liderada por el aún líder de Podemos en la Comunitat, se presentó otra encabezada por Pilar Lima, representante del sector afín a Pablo Iglesias, y una última de Fabiola Meco, cercana a las tesis de Íñigo Errejón y al anterior líder del partido morado, Antonio Montiel. Un sector ahora en declive. Esta situación podría repetirse en el nuevo cónclave o podrían haber un pacto entre las diferentes familias aunque aún han habido pocos movimientos en este sentido para tratar de reducir al máximo el desgaste que siempre generan estos procesos. La mejor situada es Naiara Davó, portavoz en Les Corts. Davó parte del sector pablista pero se ha ido acercando a los afines a Estañ. La portavoz ya se enfrentó a nivel interno a Lima para ser síndica y salió victoriosa por unos pocos votos.

Octubre

Secretario general actual:
Antonio Estañ.
Corrientes internas:
Pablistas y afines a Estañ.

Partido Popular | Provincia Valencia La prueba de fuego de Adsuara

El presidente de la gestora es el favorito de un proceso en el que se espera que la dirección regional impulse otra candidatura

El PP también afrontará este curso político diferentes congresos que están pendientes en el partido. Los populares tienen previsto que en otoño se celebre el cónclave provincial de Valencia, que lleva pendiente desde 2017. En ese momento, el duro enfrentamiento público entre los dos precandidatos, el ahora diputado Vicente Betoret y Mari Carmen Contelles, entonces portavoz en la Diputación de Valencia, obligó a intervenir a Génova e imponer una gestora para rebajar la tensión.

Una vez terminado el ciclo electoral está previsto que se pueda celebrar el congreso para el que parece que habrán, por lo menos, tres aspirantes. Juan Ramón Adsuara, actual presidente de la Gestora y portavoz en la Diputación de Valencia, parece el mejor situado al contar con el respaldo de Génova pero ha evitado confirmar en público su candidatura. Sin embargo, en el partido tienen claro que optará al puesto ya que los resultados le avalan al ser el único alcalde del PP con mayoría absoluta en una población de más de 20.000 habitantes en la provincia de Valencia. En este caso Alfafar.

PP de Valencia | La consolidación de Catalá como referente

Los congresos locales y comarcales de la provincia de Valencia arrancarán una vez haya concluido el provincial. El que más atención acaparará será sin duda el de la ciudad de Valencia, que en la actualidad también continúa estando dirigido por una gestora encabezada por la actual portavoz en el Ayuntamiento, María José Català. Se espera que Català se imponga en el cónclave sin demasiados problemas internos aunque existen también dirigentes críticos que podrían optar al puesto. La figura de Català, pese a no lograr la alcaldía, se ha reforzado una vez que Luis Santamaría, expresidente de la Gestora, dejara el cargo y terminase como diputado en el Congreso.

Fuentes del partido aseguran que desde la dirección autonómica que encabeza Isabel Bonig se impulsará una lista ya que la relación con Adsuara se ha deteriorado. Algunos dirigentes apuntan a que la candidata podría ser Elena Bastidas, diputada en Les Corts, pero otras fuentes inciden en que la también vicesecretaria del partido no está segura de dar este paso por lo que no se puede descartar que sea otra figura la que lidere este proyecto.

El exdiputado Juan Vicente Pérez también ha anunciado que se presentará al proceso. Pérez formó parte del equipo de Betoret, ahora reforzado al formar parte de la dirección nacional y con el que Pérez continúa manteniendo buena relación, pero ha lanzado su candidatura en solitario. Dirigentes del partido consideran que este no es un proyecto impulsado desde el sector afín a Betoret. Pese a ello, no se descarta la posibilidad de que el diputado termine apoyando la candidatura, integrando a Pérez en la propia o incluso no presentarse. Lo que sí parece claro es que el mismo Betoret no optará al puesto y prefiere permanecer en su cargo en la calle Génova.

Otoño

Secretario general actual:
Juan Ramón Adsuara (gestora).
Corrientes internas:
Dirección actual, afines a Bonig e independientes.