Compromís pierde el feudo histórico de Baldoví tras un pacto entre PSPV, PP y Cs

La alcaldesa de Compromís, en su despacho. / lp
La alcaldesa de Compromís, en su despacho. / lp

El acuerdo en Sueca se justifica por la investigación de Antifraude y la vara de mando la ostentaría el socialista Dimas Vázquez

MANUEL GARCÍA

sueca. Un feudo tan significativo para Compromís como la ciudad de Sueca está a horas de cambiar de manos políticas si no hay un cambio radical. Un acuerdo a tres bandas entre PSPV, PP y Ciudadanos que ya se ha concretado, aunque no se ha anunciado de manera oficial por ninguna formación, convertirá al socialista Dimas Vázquez en el nuevo alcalde de la capital de la Ribera Baixa. De este modo, la actual alcaldesa en funciones, Raquel Tamarit (Compromís) no podrá mantener la vara de mando al no poder reeditar el pacto de gobierno que suscribió en 2015 con la formación independiente GISPM.

Hace cuatro años, Compromís obtuvo ocho ediles, los mismos que ha conseguido en estas elecciones, pero sus socios de gobierno han bajado de tres a dos, por lo que se han quedado a uno de la mayoría absoluta necesaria. Por contra, el acuerdo a tres bandas entre PSPV (que obtuvo seis ediles), PP (que logró tres) y Ciudadanos (que obtuvo dos) sí sumaría los ansiados once apoyos para lograr la mayoría necesaria.

Dimas Vázquez afirmó que «la falta de transparencia en la gestión municipal en el Ayuntamiento, la incertidumbre que envuelve los escritos de la Agencia Valenciana Antifraude (Agencia de Prevención y Lucha contra el Fraude y la Corrupción de la Comunitat Valenciana) y la sospecha de que puedan haberse producido actos ilícitos durante el mandato de la actual alcaldesa de Compromís que se investigan impiden la existencia de la confianza necesaria para un pacto de gobernabilidad municipal del PSPV-PSOE con Compromís».

Quien se perfila como primer edil a partir del próximo sábado afirmó que la mencionada agencia autonómica «ha presentado al menos tres escritos o solicitudes de documentación en los últimos meses». Vázquez afirmó que Tamarit «debería haber convocado a los portavoces de todos los grupos municipales para explicar la situación ante estos escritos dada la relevancia que tiene que el Ayuntamiento sea investigado por su gestión».