Compromís asegura que ha terminado con el «clientelismo» en la Diputación

EFE VALENCIA.

La coalición Compromís en la Diputación de Valencia realizó ayer un balance de los cuatro años de gobierno en la corporación provincial en el que aseguraron haber acabado con «décadas de clientelismo» y haber distribuido «con justicia» el dinero público. El balance lo presentaron la vicepresidenta de la Diputación de Valencia, Maria Josep Amigó; el portavoz de la coalición en la Diputación, Xavier Rius, y la coportavoz de Compromís Àgueda Micó.

Rius afirmó que se encontraron con «una Diputación salpicada de corrupción, basada en el clientelismo y el 'amiguismo'» en la que «las ayudas se concedían en función del color político y de la afinidad personal o política dentro del propio PP» y que destinaba «muy pocos recursos a cuestiones sociales».

Por su parte, la vicepresidenta de la Diputación destacó que eliminaron las ayudas «a dedo», ya que «los recursos se distribuyen con criterios objetivos basados en indicadores sociales, demográficos y económicos».