200 cargos del Consell, a la espera de la mudanza

Rubén Martínez Dalmau, Ximo Puig y Mónica Oltra./Manuel Molines
Rubén Martínez Dalmau, Ximo Puig y Mónica Oltra. / Manuel Molines

Más de un centenar de los actuales altos cargos y un centenar de asesores esperan destino aunque se apostará por la continuidad

Marta Hortelano
MARTA HORTELANO

La Generalitat Valenciana se prepara estos días para la gran mudanza. Más de dos centenars de personas, sin contar los funcionarios que ocupan puestos de libre designación, tienen preparada la caja con las pertenencias acumuladas a lo largo de estos años de legislatura a la espera de escuchar a la vicepresidenta, Mónica Oltra, pronunciar sus nombres en el pleno del Consell que se celebrará mañana. Será pocos nombramientos y la estructura. Y en estos casos, como sucede con la alegría, la continuidad va por barrios.

En Presidencia de la Generalitat, todos los altos cargos que deseen continuar, se mantendrán en sus puestos. El presidente, Ximo Puig, así se lo hizo saber a todos sus secretarios autonómicos y directores generales, hace unos días. En Turismo seguirá Francesc Colomer, que deberá elegir nueva directora general del ramo; y en Presidencia Andreu Ferrer y su equipo. La secretaría autonómica que ocupaba el jefe de gabinete, ahora conseller de Obras Públicas, Arcadi España, desaparecerá para reconvertirse en una nueva de Relaciones Institucionales, con Alfred Boix, que podría engullir la de Comunicación (que deja libre José María Vidal con su vuelta a la universidad) y que asumiría el peso político del Palau y la conexión municipal. De ese área dependerían las funciones relacionadas con temas de análisis y documentación, tan necesarias para armar los discursos del presidente, tampoco dependerán ya del nuevo jefe o jefa de gabinete, que perderá peso político para centrarse en las labores de organización de la agenda del jefe del Consell. También continuará el responsable de las relaciones con la Unión Europea, Joan Calabuig, y el subsecretario de Presidencia.

En la nueva Conselleria de Medio Ambiente la rama de Agricultura se mantendrá intacta. El secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero continúa, así como sus directores generales. En Medio Ambiente se daba por dudosa la continuidad del secretario autonómico por decisión propia, por lo que la nueva consellera deberá hacer equipo. El PSPV piensa en el retorno de María Diago, que en la anterior legislatura fue directora general por Podemos y ahora es dirección socialista.

En Economía, el propio conseller Rafael Climent, ya dio por ratificados a casi todos los cargos de su departamento, a falta de que el PSPV confirmara a los suyos. La salida de la secretaria autonómica de Economía, Blanca Marín es un hecho y podría estar ya a la espera de destino en Madrid si el PSOE logra formar gobierno. El resto seguirán en su puesto. De los designados por Compromís, Mari Parra, hasta ahora directora de Internacionalización con gran prestigio entre el sector, fue ayer propuesta como diputada provincial en Castellón.

En la Conselleria de Sanidad y Salud Pública habrá cambios tanto en la subsecretaría como en la secretaría autonómica. Juan Ángel Poyatos no seguirá y Narcís Vazquez se jubila. La subsecretaría la podría ocuparía Pepe Villar, que ostentaba ese cargo en Educación y no sigue y la secretaría autonómica podría recaer en Anna Vila, una de las directoras generales actuales. También ha sonado el nombre de la exdiputada Isaura Navarro. El resto de altos cargos seguirán en su puesto.

En la Conselleria de Hacienda también se optará por un tinte continuísta. La secretaria autonómica de Financiación, María José Mira, tiene en su mano continuar en su puesto, igual que la directora general de Sector Público. Eva Martínez, actual directora general de Presupuestos tiene complicado recambio en un puesto clave, aunque su consideración en la Administración la podría haber llevado a un ascenso que se antoja complicado. Ella preferiría un cambio.

La entrada que también se considera segura es la de la todavía diputada provincial del PSPV por Valenica, Rebeca Torró, que ya ostentó la dirección general de Vivienda y podría recalar en Obras Públicas si no se consuma el mestizaje en la vicepresidencia. En ese área no seguirá Carlos Domingo, actual directora general. También se da por clara la incorporación de Ignacio Blanco a Transparencia, donde podría ejercer de subsecretario según algunas de las fuentes consultadas, dada su condición de funcionario, pero su perfil político lo podría llevar a una secretaría autonómica. Un puesto en el que la actual, Belén Cardona, podría no continuar si depende de los socios.