La Audiencia de Valencia rechaza por segunda vez que Zaplana salga de prisión

Eduardo Zaplana, en un registro./
Eduardo Zaplana, en un registro.

La defensa alegaba supuesta libertad por el estado de salud del expresidente de la Generalitat

Arturo Cervellera
ARTURO CERVELLERA

Eduardo Zaplana, expresidente de la Generalitat y exministro de Trabajo, se encuentra en la prisión de Picassent desde el pasado 24 de junio tras su detención en el marco del operación Erial por presuntos delitos de cohecho, blanqueo de capitales, malversación y prevaricación. Desde entonces, la defensa de Zaplana ha apoyado su puesta en libertad por razones humanitarias por el estado de salud del exministro, que padece una variante de leucemia, y por ello promovió una vista el 12 de julio para abordar este asunto, aunque se rechazó esta posibilidad. Esta situación se repitió ayer ya que la Audiencia de Valencia volvió a denegar su libertad.

Tal y como informó el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), la Sala rechazó el recurso de Zaplana y confirmó la prisión provisional acordada por el Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia. La defensa del expresidente había vuelto a utilizar en esta ocasión el argumento de su estado de salud para pedir su salida de la cárcel aunque en esta ocasión había hecho énfasis en un empeoramiento sufrido durante las últimas semanas que había tenido la principal consecuencia de una pérdida considerable de peso. A esto es necesario sumar el hecho de que Zaplana tuvo que acudir al hospital La Fe de Valencia hace tres semanas por problemas derivados del mal funcionamiento de su pulmón izquierdo que derivaron en una bronquitis.

El expresidente de la Generalitat continuará en el módulo de enfermería de la cárcel de Picassent. En los informes de los forenses, que recogen la gran cantidad de medicación y el estado de inmunodepresión que sufre el interno, se señalaba la falta de asepsia de la enfermería de la cárcel de Picassent, circunstancia esta que incrementa posibles infecciones del interno. En el mismo se recordaba que en dos años, Zaplana ha tenido cuatro ingresos hospitalarios debido. Estos documentos utilizados por la defensa no fueron suficientes para que en un primer momento se dejara en libertad a Zaplana y tampoco han conseguido su objetivo en esta segunda vista en la que se trataban de

La Fiscalía Anticorrupción ya expuso en su día que consideraba que existe un elevado riesgo de fuga. Hay indicios de que el expresidente ha acumulado un enorme patrimonio en el extranjero procedente, en parte, del cobro de comisiones. Esto le facilitaría notablemente la huida en caso de querer eludir la acción de la Justicia. También concurre, según su criterio, la posibilidad de destrucción de pruebas, lo que dificultaría la investigación de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. En cambio, la defensa de Zaplana sostiene que los agentes ya se han llevado lo que consideraron conveniente de los registros y que han investigado al político durante dos años en secreto. La juez mantiene que al menos ha cobrado seis millones de euros de comisiones por las ITV y los parques eólicos

Por ello, por el momento, Zaplana continuará en la cárcel de Picassent por orden del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia. Al menos hasta que la defensa presente un nuevo recurso que pueda cambiar la opinión de la Audiencia Provincial.

 

Fotos

Vídeos