La Audiencia confirma el procesamiento de Camps por los contratos con Gürtel

Francisco Camps, llegando a la Ciudad de la Justicia de Valencia./I. Marsilla
Francisco Camps, llegando a la Ciudad de la Justicia de Valencia. / I. Marsilla

El expresidente será juzgado de nuevo a raíz de la relación con la trama por los delitos de prevaricación y fraude

M. BALIN / A. G.

La Audiencia Nacional confirmó ayer el procesamiento del expresidente de la Generalitat Valenciana, el popular Francisco Camps, por delitos de prevaricación y fraude en la presunta adjudicación irregular a una empresa de la trama Gürtel del montaje del expositor del pabellón regional en la feria Fitur 2009.

En un auto, la Sala de lo Penal rechazó el recurso de Camps contra su procesamiento en esta pieza separada del 'caso Gürtel', en la que la Fiscalía Anticorrupción le pide dos años y seis meses de cárcel. De esta manera, el tribunal de tres magistrados confirma la resolución del juez instructor José de la Mata, que ahora dictará la apertura de juicio oral contra los acusados.

El expresidente de la Generalitat volverá a sentarse en un banquillo de los acusados y, de nuevo, por su relación con las empresas de Francisco Correa. El dirigente ya fue juzgado por aceptar trajes como regalo de la red delictiva.

Él siempre defendió que aquellas prendas fueron abonadas. Finalmente, un jurado popular le declaró no culpable tras un juicio de más de un mes en el Tribunal Superior de Justicia. En aquel proceso también se sentó su entonces mano derecha Ricardo Costa.

Esta última investigación sostiene que Camps dio verbalmente instrucciones a la ex directora general de promoción institucional, Salvadora Ibars, para que le adjudicasen a la filial de Gürtel en Valencia, Orange Market, el montaje de ese expositor por 366.529 euros. Otros tres exconsellers, Alicia de Miguel, Manuel Cervera y Luis Rosado, figuran entre los acusados.

La investigación contra Camps surgió del juicio de la rama valenciana, cuando algunos de los condenados, como Álvaro Pérez, 'el Bigotes', o el ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa le señalaron como responsable de esa adjudicación. Especialmente decisivo fue el testimonio de Costa que situó a Camps en la cúspide del sistema ilegal de pagos electorales a través de contratistas del Consell. Posteriormente, el ex secretario general ha colaborado con la Fiscalía en otros procedimientos de corrupción como la Fórmula 1 o la macrocausa de Ciegsa.

En el auto conocido ayer, la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal desestima el recurso presentado por Camps y señala que han quedado acreditados los indicios de criminalidad que exige la ley y ello con independencia de que puedan ser suficientes para fundar una condena.

La resolución relata que los expositores que participaron en las reuniones anteriores a la ejecución de los contratos afirmaron que se les informó de que serían autorizados por Presidencia y que los llevaría a cabo Orange Market. Los jueces detallan todos los indicios que incluye el auto recurrido, como por ejemplo el conocimiento de Camps de la existencia de deudas del PP de Valencia con la mercantil Orange Market -filial de la trama en la Comunitat-, así como los procedimientos de pago o la participación del expresidente en adjudicaciones relacionadas con 'el Bigotes'. De igual modo, según señala la Sala, «ha quedado acreditado indiciariamente la participación directa y personal de Camps en la adjudicación irregular del stand de grandes eventos Fitur 2009 y que, de hecho, venía direccionando la adjudicación de la contratación de Fitur en favor de la empresa de Pérez Alonso desde años atrás».

Camps se salvó en julio pasado de ser juzgado en la causa por la construcción del circuito de Fórmula Uno en Valencia. De igual modo, también se le ha archivado la organización de la Fórmula 1 con la empresa Valmor. Pero ahora compartirá banquillo con 'el Bigotes' en la Audiencia Nacional.