Detenidos tres presuntos yihadistas en Badalona, Salou y Tánger

Imagen de las detenciones en Salou (abajo) y Badalona. /
Imagen de las detenciones en Salou (abajo) y Badalona.

Los dos detenidos en España mantenían contacto habitual con miembros destacados de Daesh ubicados en la zona de conflicto sirio-iraquí donde tenían intención de viajar para combatir

COLPISAmadrid

Agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional han detenido hoy en Badalona (Barcelona) y Salou (Tarragona) a dos hombres, de 21 y 32 años y de nacionalidad marroquí, por integración en una célula adscrita al Daesh, y conjuntamente con la Policía Nacional, la Dirección General de la Vigilancia del Territorio de Marruecos (DGST) ha procedido a la detención en Tánger (Marruecos) de un tercer miembro de esta misma célula.

Estas detenciones son continuación de una importante operación conjunta desarrollada en octubre de 2015 por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y la DGST marroquí, que culminó con la detención de diez personas, entre España y Marruecos, que realizaban labores de captación, adoctrinamiento y reclutamiento a favor del Daesh.

Los dos detenidos en España mantenían contactos habituales con otros arrestados en España por su pertenencia al Daesh, así como con miembros destacados de esta organización terrorista ubicados en zona sirio-iraquí, donde tenían intención de viajar para combatir. Asimismo, los detenidos habían manifestado su voluntad de realizar la Yihad y morir como mártires, y para este propósito veían e intercambiaban de forma reiterada material audiovisual del Daesh. Además, en el curso de la investigación, los detenidos recibieron instrucciones sobre formación militar, y realizaban entrenamientos en técnicas de boxeo y lucha cuerpo a cuerpo.

Igualmente habían realizado labores de adoctrinamiento en personas próximas de su entorno. Y prueba de ello, lo representa uno de los detenidos, que persuadió a su pareja para seguir el modelo de su hermano, desplazado a Siria a combatir, planeando viajar a esta zona de conflicto para incorporarse también a las filas de la misma organización terrorista. Los integrantes de la célula realizaban labores de captación, adoctrinamiento y reclutamiento a favor del grupo terrorista Daesh no sólo en el plano personal sino también en el virtual, empleando las redes sociales para compartir videos y fotografías incitando a la lucha armada y la comisión de atentados suicidas. Uno de los dos detenidos en esta operación se encontraba en situación irregular en España en el momento de su detención.

Desde el 26 de junio de 2015, fecha en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 162 terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior y a un total de 207 desde principios de 2015.