Rajoy admite la necesidad de líderes moderados, pactistas y dialogantes

José Antonio Monago y Mariano Rajoy. /
José Antonio Monago y Mariano Rajoy.

El presidente alerta sobre las "políticas trasnochadas" que pueden retornar a España a la situación de 2011

NURIA VEGAMadrid

Los tiempos han cambiado y esa certeza comienza a asumirse en los cuarteles generales de los principales partidos políticos. Las encuestas, incluido el barómetro preelectoral del CIS, han anticipado el final de las mayorías absolutas y el principio de una era de acuerdos y entendimiento entre las distintas formaciones. Por ahora, el PP tiene en esta materia su referente, José Antonio Monago, que tuvo que servirse de IU para poder formar gobierno en Extremadura en las anteriores elecciones autonómicas. Y ese fue el prólogo de lo que está por venir si los populares desean conservar la mayor parte de su poder territorial.

"Monago ha sabido gobernar sin mayoría, ha gobernando y actuado como un líder centrado, moderado, pactista y dialogante, que es lo que es y es lo que la situación exigía y sigue exigiendo en el futuro sea cual sea el resultado", ha advertido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, volcado en los actos del quinto día de campaña.

Desde Don Benito ha continuado con la estrategia marcada por su equipo electoral, que le lleva a entrar en contacto con los ciudadanos en los diversos paseos programados por los pueblos y ciudades de España hasta el día de la votación. Se suceden las fotos con familias, mayores y bebés, los besos y los abrazos. En estos quince días previos al 24-M los candidatos, y Rajoy, cumplen los requisitos clásicos del guión. El presidente lo hace en mangas de camisa, y Monago, con zapatillas azules y con su "propio acento", ese tan distinto al del PP en algunos casos y que el líder de los populares ha avalado. "Si no estás con tu acento -reconoce Rajoy-, no eres tú, tendrás siempre el acento que tienes, por el que la gente te vota, te quiere y te apoya".

Ambos se han mostrado hoy, además, convencidos de la victoria a pesar de que en Extremadura el CIS refleja que el PSOE alcanzaría la primera posición. Por eso, el jefe del Ejecutivo alerta sobre apostar por cualquier formación que no sea el PP, y que la consecuencia sea retroceder en el ámbito económico. "Sólo hay un peligro, que es parar el cambio, el cambio que se inició en el año 2011 en nuestro país y volver atrás, a las políticas trasnochadas que se aplicaron en España y que nos dejaron en la situación que conocéis", ha incidido Rajoy.

El presidente anima al electorado a inclinarse por continuar por la misma senda, que es, a su juicio, la que consolidará la recuperación económica. "Lo que nos dejaron los socialistas en 2011, eso sí que quedará plasmado en la historia triste de nuestro país", ha lamentado. Tras repasar, como en cada intervención, los logros del Gobierno en el campo de la economía y los valores de defensa de la Constitución y la unidad de España que enarbola el PP, Rajoy se ha referido además a las formaciones emergentes, como Podemos o Ciudadanos, a los que avisa de que "gobernar es muy difícil" y que "no vale cualquiera". "Hay algunos que como no lo han hecho nunca se creen que esto es muy fácil", ha ironizado para poner en valor la experiencia de los populares que forman parte de un partido que "no se inventó hace media hora".

 

Fotos

Vídeos