Las mejores calas de Mallorca

Cala Estellencs. /
Cala Estellencs.

Hay 262 playas en la isla mediterránea entre las que elegir

MARTA G. MONTAÑA

La isla de Mallorca es uno de los paraísos españoles predilectos para disfrutar del sol y el mar. Con más de 50 kilómetros de playas, los visitantes pueden deleitarse durante todo el año con algunos de los rincones naturales más espectaculares en los que divisar increíbles atardeceres o desconectar del trasiego de la gran ciudad. De las 262 playas disponibles en la isla mediterránea, estas son algunas atractivas:

Formentor

Se trata de una de las playas más famosas de la isla. Situada en la península de Formentor, se encuentra rodeada de pinos. Desde el puerto de Pollensa se puede acceder en barco aunque el recorrido en coche es recomendable por las vistas que se encontrarán en los miradores.

Cala Estellencs

Con unas de las mejores puestas de sol de las islas Baleares, esta pequeña playa de piedras es la opción más acertada si se quiere disfrutar del relax y la tranquilidad.

Cala Mesquida

Esta cala se sitúa al noreste de la isla en la bahía de Mesquida. A diferencia de otras pequeñas playas, dispone de todo tipo de servicios e instalaciones. Los amantes del surf encontrarán en esta zona el oleaje que no existe en otras partes de la isla.

Cala Mondragó

Situada dentro del parque natural de Mondragó entre pinos, posee arena fina y blanca. En esta playa se podrán encontrar más familias y niños que en otras de la zona.

Cala Agulla

El agua cristalina es uno de los principales alicientes para visitar esta cala que está a 80 km de la ciudad de Mallorca. Es el lugar más adecuado para practicar deportes acuáticos.

Portal Vells

En esta cala de arena fina hay numerosas cuevas para que los visitantes puedan explorar. Tiene un aparcamiento cercano para dejar el coche, aunque tiene plazas limitadas.

Cala Millor

Esta playa de arena de kilómetro y medio de playa dispone de un paseo marítimo por el cual se puede para caminar, andar en bicicleta o disfrutar de la oferta de restauración. El mar en esta zona no es muy profundo y las aguas son más tranquilas.

Cala Varqués

Se trata de una de las calas más recónditas de la isla de Mallorca. La recompensa para los visitantes se traduce en las cristalinas aguas de color turquesa y la tranquilidad. Es uno de los lugares favoritos para los naturistas.​