La Silla del Cid: un recorrido por la icónica montaña del Vinalopó

La Silla del Cid: un recorrido por la icónica montaña del Vinalopó

12,8 kilómetros de ruta lineal que se resumen en una maravillosa y cómoda ascensión para disfrutar de uno de los parajes de la Comunitat

CLARA ALFONSOValencia

Cuando se empieza una ruta senderista se viven situaciones de puro placer: adorar el sonido de una cascada, disfrutar de la frondosidad de un bosque y por supuesto, alcanzar la cima.

Si algo ofrecen los parajes naturales de la Comunitat, son numerosas opciones para poder recorrer cada rincón y poder experimentar esa sensación de placer y disfrutar de las maravillosas vistas que regalan las rutas senderistas.

El esplendoroso bloque calizo que se alza en el Valle del Vinalopó es una de esas opciones que cumple con todas las expectativas de quien lo visita. Se presenta como una muela rocosa tallada de tal manera, que sus perfiles de identifican con una silla de montar. Según la tradición popular, esa forma recuerda el paisaje de las cabalgadas de Rodrigo Díaz de Vivar por estas tierras meridionales, por lo que la montaña más emblemática del Vinalopó se conoce como la 'Silla del Cid'.

El Cid, un héroe legendario

Según cuenta la leyenda, acosado peligrosamente por los musulmanes en lo más alto de la sierra del Caballo, que eran superiores en número a sus tropas, el Cid rogó recibir la ayuda de Santiago, un caballero armado que consiguió desterrar a los árabes.

Se dice que Santiago, en medio de una batalla, dio un salto y dio tan fuerte golpe con uno de sus cascos, que dejó marcada su huella en una roca: 'la huella de Santiago'. Así, la sierra del Cid es donde tenían lugar las batallas y la sierra del Caballo, el lugar del salto, ambas separadas por el Vinalopó.

Cima de la sierra del Caballo.
Cima de la sierra del Caballo. / Wikiloc

El entorno del paisaje es todo un símbolo colorista de territorialidad para sus gentes. Desde sus cimas se alcanza una panorámica de tierras rojizas con algún toque calizo, montes y barrancos.

La ruta

El punto de referencia para el inicio del recorrido se sitúa en la Estación de Servicio El Cid, ubicada en la Avenida Salinetas, junto a la autovía Alicante–Madrid, en la localidad de Petrer. Hay que pasar por el túnel que está debajo de la autovía y tomar la dirección izquierda para seguir la carretera señalizada como vía pecuaria, paralela a la autovía. A unos 700 metros, ya asoma un desvío que indica el PR.

Unos 3 kilómetros después, tras pasar la masía Forcat, aparece una pista de tierra donde se puede aparcar el coche. A 50 metros de esta, hay una bifurcación con un indicador del PRC-V36 en el inicio del sendero, que constituye el sector por excelencia del recorrido.

PR-CV 36
PR-CV 36 / FEMECV

En la primera etapa, el ascenso es ligero, ya que la pendiente no es demasiado elevada. Las vistas a las poblaciones de Elda y Petrer, junto con las sierras colindantes, son fabulosas.

Paulatinamente la pendiente se empieza a pronunciar hasta llegar al 20% de desnivel. Es el momento de poner a prueba la resistencia y la fuerza, que se verán gratamente reconfortadas por la belleza de los parajes.

El senderista podrá observar los frecuentes atajos que abren ramales, convertidos con las lluvias en surcos de erosión.

El camino asciende en un zig-zag casi permanente hasta llegar a las inmediaciones de la Peña del Sol y la recta final hacia la cima de la Silla del Cid, donde emerge un gran amontonamiento de piedras situadas a una altitud de 1152 metros. En este punto, se alcanzan 6,4 kilómetros de recorrido (2 horas aprox.). Es el momento de comenzar el descenso por el mismo itinerario.

Vistas ruta Silla del Cid.
Vistas ruta Silla del Cid. / Wikiloc

Se recomienda tener especial cuidado en el descenso, ya que la pendiente es bastante pronunciada y hay gran cantidad de piedras sueltas. Poco a poco se llegará a un camino casi llano desde el que se puede observar la serranía del Maigmó.

Serranía del Maigmó.
Serranía del Maigmó. / Wikiloc

Tras experimentar una cómoda bajada, se alcanzará el Collado del Contadoy se tomará el camino de la derecha para adentrarse en una senda entre arboleda que se conecta con la senda dels Covatelles. Unos 3 kilómetros después, se da por finalizada la ruta y se llega al punto del inicio, en el parking.

12,8 kilómetros de ruta senderista lineal que se resumen en una maravillosa y cómoda ascensión a esta imponente montaña. Una opción perfecta para disfrutar de los bellos parajes que brinda la Comunitat.