La Ruta de las Cadenas: la opción 'dominguera' de la Sierra Calderona

La Ruta de las Cadenas: la opción 'dominguera' de la Sierra Calderona
Á. G. D.

La Pascua abre la temporada de bocadillo, mochilita y excursiones sencillas pero divertidas. Aquí una de las más populares, paso a paso

Á.G.D.Valencia

La semana de Pascua es el pistoletazo de salida de los excursionistas, que ya se han armado con el chándal, el bocadillo y las gafas de sol. Los hay de todos los tipos, los de pícnic, los de barbacoa o paella, los de playa, los de montaña... Fijándonos en estos últimos, uno de sus hábitats naturales en la Comunitat es la Sierra Calderona, al norte de Valencia. A una media hora de la capital, es la opción perfecta por la gran variedad de rutas de senderismo que se pueden encontrar en ella.

Hoy contamos, paso a paso, la ruta Font de Barraix, más conocida como La Ruta de las Cadenas, en la montaña del Garbí, una opción para aquellos grupos de amigos y jóvenes que no necesita mucha experiencia (sí atención) y que no es físicamente muy exigente.

La ruta empieza en Segart, un pueblecito a pocos kilómetros de Estivella, muy accesible en coche. Los turismos se suelen dejar a la entrada del pueblo (donde acabará la ruta circular) y se baja unos 300 metros de carretera andando. Pronto se llega a un pequeño saliente en el que se inicia el sendero propiamente dicho.

Los primeros metros por los que se anda son las rocas por las que cae el riachuelo cuando llueve. No es muy común ver agua, así que no se preocupen los patosos. El sendero está muy tapado por vegetación, aunque el desnivel pondrá su granito de arena a cierta fatiga.

Es conveniente mantener un ritmo no muy frenético en estos metros, porque luego llega la parte central de la subida. Unos cuantos kilómetros de zigzageo con vegetación irregular que harán sudar la camiseta. Algunos tramos más tapados o curvas en las que corra algo de aire pueden ser la excusa perfecta para descansar a tomar algo de agua o rellenar las reservas de azucar en el cuerpo.

Tras unos cuarenta minutos de subida, volverán a aparecer las rocas, que progresivamente irán adquiriendo un tamaño mayor. Es entonces cuando aparecerá una pieza que, apoyada en la montaña, forma una especie de pasadizo. Tras pasar, te encontrarás con las famosas cadenas: unas filas de eslabones de hierro que te ayudan a impulsarte de un sitio a otro. Es un simple apoyo, por lo que no se necesita equipación de ningún tipo, aunque sí mucha atención y cuidado.

La ruta se transforma y consiste en escalar pequeñas alturas de piedras en un sendero completamente vertical. Nos dará el final de la subida el libro de visitas, protegido por una caseta de metal.

Tras ello, hay varias opciones: primero, ir hacia la derecha hasta el mirador del Garbí, donde podrás ver más allá de la ciudad de Valencia desde uno de los puntos más altos y cercanos al mar de la Comunitat; segundo, llegar hasta la cima del Garbí haciendo media hora más de sender; y tercero, bajar a Segart haciendo circular la ruta a través de carretera o de sendero.

Siguiendo esta última opción, se pasea durante varios cientos de metros en un sendero sin apenas inclinación y con algo de vegetación. Es el momento perfecto de las fotos, ya que desde la cima se puede ver Segart, Sagunto, el Mediterráneo, Valencia (con su puerto) y más allá. El sendero se irá estrechando sin resultar nunca incómodo hasta atravesar una pedrera. A partir de ahí, y durante otros cientos de metros, siempre en orientación oeste, irás ascendiendo y descendiendo con desniveles muy irregulares.

Las últimas partes de la ruta son las más sencillas con diferencia: un zigzageo muy amplio para ni enterarse de que se está haciendo y, tras cruzar unas tuberías, una zona con vegetación que desembocará en el pueblo de Segart, justo donde hay una fuente y un bar, las recompensas para esta ruta en la que se tardará, si se va tranquilamente, tres horas.

Descárgate aquí el plano de la ruta en Wikiloc.

 

Fotos

Vídeos