Un paseo por el Júcar de Blasco Ibáñez

Imagen de la embarcación que que recorre el río Júcar./ SUAVENTURA
Imagen de la embarcación que que recorre el río Júcar. / SUAVENTURA

De Cofrentes a Cortes de Pallás. El paseo fluvial es una experiencia para desconectar y descansar con la naturaleza

ALEJANDRO MARTÍ

Un paraíso natural. Así definen los pasajeros del crucero fluvial el recorrido del río Júcar entre los municipios de Cofrentes y Cortes de Pallás. No hace falta irse al Nilo o al Amazonas para disfrutar de un paisaje acuático y adentrarse de lleno en la naturaleza. En la Comunitat Valenciana ya lo tenemos.

El Júcar nace en la provincia de Cuenca y cuenta con una longitud total de 498 kilómetros. Sin embargo, es a su paso por Valencia cuando adquiere su máximo caudal. Miguel Pérez, guía del paseo, explica que «en cuanto a ecosistema, aquí hay una riqueza impresionante». De hecho, sirvió como inspiración para célebres autores españoles como Luis de Góngora, Antonio José Cavanilles y Vicente Blasco Ibáñez, cuya obra 'Entre naranjos' está ambientada en Alzira y describe una riada del Júcar. Y es que no es casualidad que sea uno de los destinos turísticos más demandados en el interior de Valencia. Alrededor de 60.000 personas disfrutan cada año del trayecto fluvial. Además, pese a la enorme clientela que tiene, la gran afluencia de embarcaciones que realizan el crucero (9 cada día) evitan que se produzcan largas colas de espera o aglomeraciones.

«Es uno de los lugares más solicitados en el interior de la Comunitat»

El paseo, que empieza en Cofrentes y finaliza en Cortes de Pallás, conlleva una duración de una hora y media aproximadamente y recorre 30 kilómetros (15 de ida y 15 de vuelta). Además, el ambiente que lo rodea es totalmente natural. Mientras que la flora acompaña a los pasajeros en los bordes del río, la fauna se deja ver en algunos puntos del itinerario. Pérez, experto en la expedición, asegura que «es una excursión especial porque tienes una imagen excepcional constantemente». Sin embargo, señala que la experiencia va de menos a más, ya que el final es «brutal» al coincidir con la obra hidroeléctrica de Cortes de Pallás.

La naturaleza rodea a la embarcación a lo largo del trayecto.
La naturaleza rodea a la embarcación a lo largo del trayecto. / Suaventura

Al servicio del pueblo

La vinculación de la actividad con las localidades de Cofrentes y Cortes de Pallás es total. Desde el ayuntamiento del primero indican que «el impacto que tiene tanto en Cofrentes como en el resto de pueblos del valle es muy importante». Además, reivindican que fueron pioneros en la Comunitat Valenciana en impulsar un turismo de interior alrededor de la naturaleza.

«En cuanto a ecosistema, hay una riqueza impresionante»

De hecho, el compromiso con los municipios de la zona es tal, que tras el derrumbe que sufrió Cortes de Pallás en 2015, que inhabilitó la única carretera que permitía acceder al pueblo, las embarcaciones se pusieron al servicio de los cortesanos para que sus habitantes pudieran ir y venir a él de modo constante. En total se llegaron a trasladar unas 1.000 o 1.500 personas. Luis Ricarte, vecino de la localidad, apunta que los barcos fueron «claves» para la evacuación de los cortesanos tras aquella tragedia. Además, añade que son un «elemento imprescindible» en el entorno del lugar y han servido para «poner en el mapa a esta zona de la la provincia de Valencia, que nos tenían olvidados».

Datos

Enclave natural.
El paisaje que rodea al río acompaña y ameniza el viaje durante los 30 kilómetros que recorre la embarcación entre Cofrentes y Cortes de Pallás. Además, el conocimiento del lugar de los guías permite descubrir curiosidades del Júcar y de las poblaciones de alrededor. Se trata de un área desconocida por gran parte de los valencianos, que cuando acuden a ella se quedan sorprendidos por sus recursos naturales.
60.0000

Personas acuden cada año a Cofrentes para iniciar el trayecto fluvial del Júcar. Se trata de una de las actividades más demandadas por los turistas en Valencia.

Lo que sí que no se olvida es la experiencia del crucero por el río. Se trata de una actividad diferente para romper con los tradicionales planes veraniegos y adentrarse de lleno en la naturaleza. Alejado del ajetreo de las playas, el paseo fluvial sirve para desconectar y conocer una zona de la Comunitat, que a más de uno le sorprendería.

Una escapada por la Comunitat

    Este es mi barrio

      Playas VIP de la Comunitat

        Los secretos de los jardines de Valencia

          Vacaciones en la ciudad

            Las aventuras del capitán Cooking