Distinción para Orobianco (Calpe): un espaldarazo a la alta cocina italiana junto al mar

Enrico Croatti, con su equipo, en el restaurante Orobianco./
Enrico Croatti, con su equipo, en el restaurante Orobianco.

El italiano Enrico Croatti repite galardón tras haber logrado ya una estrella Michelin en 2013, pero esta vez se la lleva a Calpe

J. T.
J. T.

El cocinero de Rimini se trae para Calpe otra estrella Michelin. Y no es la primera que consigue. En 2013 logró una para su restaurante Dolomieu en Madonna di Campiglio. Un año y medio después ya estaba en la Comunitat abriendo las puertas de Orobianco Restaurante.

Una apuesta que el propio chef italiano define como «entusiasta». «Llegamos con una filosofía muy estudiada», afirma. Esa filosofía ahora ha dado sus frutos. «No hemos cambiado nuestra forma de trabajar por la estrella Michelin; es muy sencillo, lo que hago, junto con mi equipo, es lo que me gusta y me hace feliz». Y eso es alta cocina italiana a pie del Mediterráneo que cada año conquista más paladares. También los de los inspectores de la guía.

Estrellas Michelin 2019

 

Fotos

Vídeos