Una escuela de magia y hechicería en un castillo de la Comunitat

Castillo de Benissanó./Pilar Albelda
Castillo de Benissanó. / Pilar Albelda

Una experiencia que permite a los más pequeños de la casa pasar un fin de semana en la fortaleza de Benissanó

Gracia M. Morant
GRACIA M. MORANTValencia

El Andén 9 y ¾ es la puerta de entrada hacia el mundo mágico. Allí el Jacobite espera a cientos de estudiantes que tras un largo viaje llegan al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Un inmenso castillo de siete plantas, varias torres, escaleras que cambian de posición a su antojo y extensos terrenos que contienen un lago, un bosque y varios invernaderos con fines botánicos. Entre sus numerosas aulas se imparten las clases de Pociones, Transformaciones, Defensa Contra las Artes Oscuras o Historia de la Magia. En Hogwarts la educación de un estudiante se lleva a cabo en siete años y las asignaturas muggle quedan muy lejos de los temarios comunes: encantamientos, herbología, la fabricación de pociones, vuelo o adivinación. Y es en este peculiar colegio donde viven grandes aventuras los personajes de Harry Potter.

¿Existe en la Comunitat alguna escuela de Magia y Hechicería? Sí. Y también está en un castillo. Las puertas de la gran fortificación de Benissanó se abren para acoger por unos días una escuela para pequeños magos. Los niños de entre 8 y 12 años tendrán una oportunidad única de entrar a formar parte del selecto colegio de Encanterium, situado en la fortaleza de Benissanó. Allí, los alumnos de magia aprenderán sobre los magos y brujas más conocidos de la historia y serán los encargados de investigar y resolver algunos de los misterios que esconde esta fortaleza valenciana. Aventuras entre clases dedicadas a desaparecer objetos, transformarlos o en crear pociones mágicas. Con taller de varitas mágicas, aula de perfeccionamiento de conjuros, herbología, campo de juegos y fotocall.

Datos de la actividad

Fechas:
Sábado 15 de junio a las 18.30h hasta domingo 16 de junio a las 13.30h | Sábado 29 de junio a las 18.30h hasta domingo 30 de junio a las 13.30h
Precio:
69 euros /participante
¿Qué incluye?
En el precio de la actividad se incluye la tasa municipal de entrada al Castillo, las clases, talleres, juegos, educadores y monitores, espectáculo de magia, snaks para picar en la cena y el desayuno del domingo (la cena será por cuenta de cada participante).

Magos, brujos y brujas serán los encargados de dirigir las clases que estarán distribuidas entre las diferentes estancias del castillo, engalanado para la ocasión. Además, los pequeños alumnos, divididos entre las casas de las familias nobles que han vivido en Benissanó, acamparán en la Sala Noble de la fortaleza, viviendo una auténtica aventura nocturna. Esta estancia impresiona, dotada de grandes puertas blasonadas, chimenea, una enorme vidriera policromada y azulejos incorporados a finales del siglo XIX.

Salón Nobre del Castillo de Benissanó.
Salón Nobre del Castillo de Benissanó. / LP

Un bastión histórico

La escuela tendrá lugar en el Castillo de Benissanó, un bastión histórico que resiste el paso de los años. Así, esta actividad se convierte en una forma diferente de acercar a los más pequeños hasta la cultura e historia de nuestro territorio, recorriendo uno de los castillos mejores conservados de la Comunitat Valenciana.

Esta fortificación se erigió en la segunda mitad del siglo XV sobre el solar de una antigua alquería árabe. Un hogar distinguido para la familia Cavanilles y Villarrasa, señores de Benissanó y gobernadores de Valencia. Un castillo-palacio, donde se conjugaba la imponente fortaleza medieval y la residencia señorial. Incluso contaba con un puente levadizo y foso. Pese que han pasado más de 500 años desde su construcción, el castillo aún conserva su esencia. Un paseo por su interior permite adentrarse en una verdadera fortaleza medieval. En la planta baja destaca desde el patio de armas: el patio de armas con las caballerizas con unos interesantes grafitis, el vestíbulo donde acceden los antiguos subterráneos ahora habilitados como bodegas, una cocina original del siglo XV y una celda de castigo que ocupa un hueco en la base de la antigua torre árabe. En la planta noble impresionan los techos decorados con motivos florales y los pavimentos de cerámica azul de finales del XIV y XV.