Puro espectáculo a 42 metros de altura

El espectacular salto de más de 40 metros instalado en Fenway Park/
El espectacular salto de más de 40 metros instalado en Fenway Park

El Fenway Park de Boston se engalana para disfrutar del Big Air en un evento que reúne a los mejores esquiadores y snowboarders del mundo

JUANJO GONZALOmadrid

Desde hace más de 100 años es el hogar de los Red Sox, el equipo de béisbol de Boston, aunque en ocasiones ha sido sede de otros eventos. En este recinto han tenido lugar conciertos, partidos de fútbol e incluso hockey, pero estos días Fenway Park disfruta con la presencia de esquiadores y snowboarders de talla mundial. Alguno de ellos como Joss Christensen, campeón olímpico de slopestyle.

El estadio se ha engalanado para la ocasión, con un enorme salto de esquí en el centro, en un evento en el que se está viviendo una verdadera locura. Esta prueba, conocida como Big Air, acoge a los participantes, que realizan un descenso por una pendiente de 38 grados. Tras vivir este momento llega el espectacular salto, donde se ven los mejores trucos y acrobacias de esquiadores y snowboardes.

La cita, que tiene lugar durante dos jornadas el jueves 11 y el viernes 12 de febrero- ha paralizado la ciudad de Boston y en las gradas del Fenway Park se espera una multitud de aficionados con ganas de disfrutar de esta bonita competición. En total, el interior de este histórico templo deportivo, será capaz de acoger más de 20.000 personas para vivir este evento.

Los asistentes podrán divertirse y entretenerse con mucha música habrá conciertos los dos días y actuaciones en vivo de djs en los descansos- e incluso con la proyección de vídeos y espectáculos.

Un público poco acostumbrado a este tipo de citas, que ayudará a los deportistas a vivir una oportunidad increíble tanto en las fases de clasificación como en las finales que se disputarán ambos días en modalidad femenina y masculina. Este tour que se enfrasca dentro de los X-Games es un evento único en el mundo que recorre cada temporada ciudades como Pekín, Estambul, Londres o Innsbruck.

Será, a buen seguro, una nueva forma de disfrutar del deporte en Boston en un recinto mítico que durante más de 100 años se ha convertido en una sede muy importante. Ahora, un salto de más de 42 metros de altura y los mejores deportistas Freestyle prometen hacer disfrutar al Fenway Park.