Consejos para acertar en la Feria del Automóvil

La Feria del Automóvil es el mejor momento del año para comprar un coche./
La Feria del Automóvil es el mejor momento del año para comprar un coche.

No hay más coches y mejores ofertas en ningún sitio, por lo que es importante tener claras unas pautas a seguir para comprar

REDACCIÓN MOTOR

Cinco días pueden parecer muchos para comprar un coche. Pero con una oferta de 4.000 coches a la venta, constantes reclamos en forma de descuentos y promociones, uno puede perderse con tanta información y acabar con más dudas que cuando llegó. Y más cuando se trata de un gasto importante que probablemente estarás pagando durante años. Para facilitar esta tarea ofrecemos algunos consejos para acertar con la compra de nuestro futuro coche en la Feria del Automóvil de Valencia.

1. Tipo de coche

No debemos dejarnos apabullar por la gran cantidad de modelos y ofertas y debemos tener siempre claro que nuestro futuro coche se ha de ajustar al uso que le vayamos a dar. Un coche pequeño y urbano, un SUV con buen maletero, un monovolumen para viajar en familia, o quizás un diésel porque hacemos muchos kilómetros al año. Limitaremos nuestras preferencias a dos o tres modelos y compararemos los argumentos más importantes para nosotros, como precio, combustible, motor, equipamiento, seguridad, número de plazas o gastos de mantenimiento.

Con tantos vehículos a elegir, debemos acudir con una idea clara sobre el tipo de coche que queremos. Puede ser un buen momento para comprar un coche ecológico, sobre todo si su uso será urbano

2. ¿Nuevo o de ocasión?

Si buscamoos un coche nuevo, iremos a la Feria teniendo claro su precio oficial para poder evaluar el grado del descuento. Mucho más interesante puede ser optar por un coche seminuevo, de gerencia o kilómetro cero. Con menos de 20.000 kilómetros y 12 o 24 meses, buen equipamiento, garantía similar a la de fábrica y parecen nuevos, pero el descuento puede ser de hasta el 40 por cien.

3. ¿Motor o equipo?

Es probable que encontremos el modelo que buscamos con varias cilindradas y niveles de equipamiento. El precio de un gasolina 2.0 puede ser similar al de un 1.6 mucho mejor equipado. El equipamiento lo usaremos a diario, así que debemos pensar si el extra de potencia es importante o lo usaremos para un puñado de adelantamientos al año.

4. ¿Combustión o 'eco'?

Hasta hace unos años la elección natural era gasolina o diésel. El diésel es ideal si vamos a hacer muchos kilómetros, pero es más caro. Por contra los motores de gasolina son cada vez más eficientes y confortables. Pero ahora tenemos también otras opciones más ecológicas y acordes a los nuevos tiempos, que a la larga acabarán imponiéndose, como los coches eléctricos, híbridos o híbridos enchufables -perfectos si hacemos trayectos cortos y urbanos, especialmente por zonas de acceso restringido o con puntos de recarga, aunque más caros y con menor autonomía- o los de GLP o GNC, más polivalentes pero con menos brío que un gasolina o diésel. Para algunos compradores tener un coche con etiqueta 'ECO' puede ser muy interesante.

5. Ve pronto

Especialmente si vamos a por un coche seminuevo es conveniente ir los primeros días. Hay mayor stock y evitaremos que nos quiten ese coche que nos gusta especialmente. El último día podemos encontrar alguna rebaja de última hora, pero también nos arriesgamos a no encontrar ya el coche que buscábamos.

6. Lleva los papeles

Si vamos s a comprar un coche a crédito llevaremos la última nómina o declaración de la renta, y tendremos en cuenta que las financieras de la marca suelen tener interés más alto pero incluyen revisiones gratuitas o ampliación de garantía. Si además quueremos entregar nuestro coche usado para abaratar más el precio, llevaremos la documentación del mismo. Nos ofrecerán una tasación muy aproximada para realizar los cálculos y saber con más exactitud la cuota a pagar.

7. Pago con tarjeta

En la Feria podemos pagar la señalización, que será de 500 o 1.000 euros. El contrato inicial debe reflejar los datos más importantes de la compra, como el precio, la versión del coche -o matrícula si ya lo hemos elegido-, equipamiento y tasación de nuestro coche usado si lo entregamos al concesionario. Es muy importante tener en cuenta que una señalización es un contrato de arras y supone un compromiso de compra, por lo que si nos echamos atrás en los días siguientes podemos perder la cantidad entregada.

8. Hay otras fórmulas

La incertidumbre en torno al diésel está relanzando otras fórmulas de adquisición de un vehículo. Muy interesantes son la multiopción -ver recuadro-, y el renting, que nos permite evitarnos incluso la finanación y la cuota de entrada. Se trata de un alquiler que permite acceder a buenos coches pagando solo una cuota que incluye todos los gastos del vehículo, y cuando acabe el contrato comprarlo, devolverlo o alquilar otro.

 

Fotos

Vídeos