El PSPV de Benissa decidirá el lunes quiénes serán sus ediles y si ir a la oposición o una alianza

Manuel Juan, en el centro, entre Abel Cardona y Xavi Tro. / R. G.
Manuel Juan, en el centro, entre Abel Cardona y Xavi Tro. / R. G.

Los socialistas aseguran que en Ondara habrá acuerdo con Compromís y que no han marcado líneas rojas en cuanto a las delegaciones

R. GONZÁLEZBENISSA.

Las aguas andan revueltas en el PSPV de Benissa. El candidato, Manuel Juan, no va a recoger su acta de concejal tras decidir que no va a continuar. Y podría haber más bajas. Ante esta situación y la pérdida de un representante en la Corporación tras los comicios, el colectivo local tiene previsto celebrar el lunes una reunión en la que se decidirá quiénes serán finalmente los dos ediles de la formación que entrarán y irán directamente a la oposición o tratarán de sellar una alianza con sus socios de gobierno de la última legislatura (Reiniciem Benissa y Compromís).

La resolución se ha de tomar lo antes posible ya que el próximo sábado se celebra el pleno de constitución de la nueva Corporación y los ediles deben tomar posesión de su cargo, que en el caso del PSPV son dos. Fuentes socialistas señalaron que con las marchas, se va a producir una renovación dentro del grupo municipal. Sin Manuel Juan a la cabeza, la lista la encabeza ahora Carola Ivars. Queda por saber el nombre de la otra persona que le acompañará.

En esa reunión del lunes también se definirá la postura que adoptará la formación. Lo más probable es que se decante por trabajar desde la oposición. La otra vía resulta complicada, ya la unión con Reiniciem Benissa y con los valencianistas resultaría insuficiente y todo quedaría nuevamente en manos de Isidor Mollà, el edil del CIBE.

Desde la comarcal, prefirieron no pronunciarse respecto a estas cuestiones hasta que la agrupación de Benissa tome una decisión.

En Reiniciem son favorables a reeditar el pacto. Esta semana han hecho público un listado de motivos por el que «es necesario un gobierno de progreso». Entre ellos figura la redacción de un nuevo Plan General Estructural «con la participación activa de la ciudadanía, sin presiones ni concesiones a empresas o amiguismos».

Por otra parte, en Ondara el PSPV, fuerza vencedora en las elecciones, da por seguro que habrá acuerdo con Compromís. Su líder y alcalde en funciones, José Ramiro, apuntó que el pacto se rubricará la próxima semana porque falta por perfilar detalles tan importantes como el reparto definitivo de concejalías.

Ramiro insistió en que todo es negociable y no se han marcado líneas rojas. «Lo hablamos todos», recalcó. Según dijo, había una «buena sintonía» entre ambas formaciones y que el PSPV no había exigido quedar áreas determinadas. «A excepción de Juventud», bromeó en tono distendido.

En su opinión, el objetivo es conseguir «un buen equipo para toda la legislatura», subrayó el líder socialista. Para José Ramiro, eso no debe ser demasiado complicado ya que los tres representantes de la coalición nacionalista y cuatro de los cinco de su partido repiten en el ejecutivo local, lo que les confiere una experiencia en las labores de gobierno. El único componente nuevo en estas lides será Miguel Gomis.