Los legionarios convierten Ràfol en atractivo de la Semana Santa

Varios de los Caballeros Legionarios de Barcelona en la procesión del Viernes Santo de 2018. / T. Calvo
Varios de los Caballeros Legionarios de Barcelona en la procesión del Viernes Santo de 2018. / T. Calvo

Medio centenar de miembros de la Hermandad de Barcelona procesionarán el Viernes Santo con la imagen del Cristo del Amparo

B. ORTOLÀ RÀFOL D'ALMÚNIA.

La Semana Santa del Ràfol d'Almúnia volverá a tener un toque militar. Tras el éxito de asistencia de la pasada edición, el municipio volverá a contar con la presencia de los Caballeros Legionarios de Barcelona el próximo Viernes Santo, el 19 de abril.

Se trata de la hermandad militar que el pasado año saltó a la palestra por la controversia que creó su posible presencia en la procesión en Palafolls. Allí, el ejecutivo socialista solicitó que no desfilasen para evitar enfrentamientos con los vecinos, aunque finalmente los legionarios terminaron desfilando.

Pocos días después , cerca de 50 miembros uniformados con sus piquetes recorrieron las principales calles del municipio de la Marina Alta de apenas 600 habitantes.

La presencia de vecinos, tanto del municipio como del resto de la comarca, fue masiva: «nadie quería perderse a estos legionarios llevando a hombros al Cristo del Amparo mientras entonaban su conocido himno 'El novio de la muerte'», apuntó ayer un vecino de Pego que acudió a la cita en 2018.

Según explicó el presidente de la comisión de Semana Santa rafolina, Javier Oliver, «a la gente le gustó mucho su participación y los legionarios quedaron encantados con el pueblo, por ello han decidido volver».

Oliver comentó que para venir a desfilar al municipio rafolino, los Caballeros Legionarios de Barcelona «han tenido que rechazar ir a otros municipios; sé que les había llamado de Alzira, Benetússer y otro pueblo de la provincia de Castellón, pero al final se han decantado por el Ràfol d'Almúnia».

Al igual que el pasado año, la comisión se ha hecho cargo el viaje y de la cena posterior a la procesión. «Sabemos que es un atractivo para que venga mucha gente», indicó Oliver.

Los legionarios barceloneses serán uno de los dos platos fuertes de la velada del Viernes Santo, también estará presente la última Legio Hispaniae Romana de Pego, otro clásico de estas fechas en el municipio rafolino. Este escuadrón es el encargado de velar la imagen de Jesucristo yacente. Lo hará a partir de las 20 horas y hasta las 21.30 de la noche. Será entonces cuando los legionarios tomen el relevo para salir a procesionar con la imagen por las principales calles del municipio. «Esperamos que en esta nueva edición vuelva a llenarse, será muy especial porque es el último año que estaré como presidente», indicó Oliver.

L a relación de la Legión con la Semana Santa del Ràfol d'Almúnia viene de lejos, concretamente del año 2004, cuando desfilaron por primera vez en el municipio. En aquella ocasión acompañaron a la imagen diez miembros de la Hermandad de Legionarios de Valencia. Su presencia agradó entre los vecinos y visitantes, que llenaron las calles del pueblo los siguientes años. Pero en el 2016 faltaron a su cita. Fue el pasado ejercicio cuando uno de sus miembros, que se había incorporado a los Caballeros Legionarios de Barcelona, quién retomó el contacto con la comisión de Semana Santa del Ràfol y les propuso asistir.