Un incendio amenaza el parque natural del Marjal de Pego-Oliva

Uno de los vehículos de bomberos frente al bancal de naranjos abandonados que se prendió fuego cerca del Marjal de Pego-Oliva. /LP
Uno de los vehículos de bomberos frente al bancal de naranjos abandonados que se prendió fuego cerca del Marjal de Pego-Oliva. / LP

El fuerte viento avivó el fuego en cuestión de segundos y provocó una humareda que se podía ver desde la cima del Montgó en Dénia

B. ORTOLÀPego

Un gran número de bomberos de los parques de Dénia y de La Safor tuvieron que trabajar conjuntamente ayer en la extinción de un fuego a escasos metros del parque natural del Marjal de Pego-Oliva. El incendio se inició alrededor de las 13.15 horas en una campo de cultivo de naranjos abandonado, por lo que la vegetación se encontraba completamente seca. A ello se le sumó el viento que, durante toda la jornada de ayer, sopló con bastante intensidad e hizo que las llamas se avivasen rápidamente por la zona abancalada. La intensa humareda se veía incluso desde la zona del Montgó.

De hecho el humo obstaculizó «un poco» a los vehículos que transitaban por la N-332, indicaron algunos vecinos de Pego que se encontraban cerca del suceso. Por ello agentes de la Policía Local de Pego y Oliva tuvieron que controlar la circulación durante las tareas de extinción, aunque no fue necesario cortar la carretera. Pocos minutos después de iniciarse el fuego, acudió un dispositivo de bomberos del parque de Dénia, formado por seis efectivos, un vehículo de primera salida y uno de jefatura.

Pese a que el incendio se encontraba en la comarca de La Safor (provincia de Valencia), los bomberos dianenses acudieron para intentar contener las llamas y que no se propagasen por la zona de la provincia de Alicante. Aunque el objetivo principal era evitar que el fuego se extendiese hacía el interior del parque natural. Pocos después, alrededor de las 14.15 horas, llegaron los refuerzos del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia.

Hasta allí se desplazaron once efectivos de los parques de Oliva y Gandia, el coordinador forestal del parque de la capital de la Safor, además de dos agentes medioambientales. Una vez controlado el fuego, estos últimos fueron los que se quedaron para refrescar el perímetro afectado. Alrededor de las 17.15 horas, los efectivos declararon el incendio por extinguido. La zona calcinada finalmente no llegó a sobrepasar la hectárea.

El de la carretera N-332 no ha sido el único incendio esta semana en las proximidades del Pego. El miércoles, los bomberos de Dénia se desplazaron hasta la CV-715 para apagar un fuego en la partida de Pilarets. Por suerte no hacía viento por lo que lo sofocaron con rapidez, tan sólo se calcinaron 4.500 metros de bancales de cultivo también abandonados.

Los bomberos de Dénia, Gandia y Oliva trabajaron conjuntamente para que no se extendiesen las llamas