El equipo de gobierno de Ondara denuncia vandalismo y una agresión en las obras del futuro centro de día para personas mayores

El equipo de gobierno de Ondara denuncia vandalismo y una agresión en las obras del futuro centro de día para personas mayores
R. G.

El alcalde condena estos actos «intolerables» y asegura que el proyecto va a seguir adelante «sí o sí» porque es de interés público

R. González
R. GONZÁLEZDénia

El equipo de gobierno de Ondara ha denunciado esta mañana los actos vandálicos que están sufriendo las obras del futuro centro de día para personas mayores que comenzaron la pasada semana en la zona de Tossals. Un boicot que incluso ha llegado a las manos ya que un vecino agredió al encargado de la obra, además de tumbar vallas, pintadas y quitar las marcas de las cotas.

El alcalde, José Ramiro, ha condenado estos hechos, que tildó de «intolerables», en especial la agresión que tuvo lugar el martes. El primer edil ha asegurado que no van a consentir estas presiones y que el proyecto va a seguir adelante «sí o sí» porque es de interés público.

Según ha explicado, las quejas vecinales se centran en que «no quieren perder su calidad de vida». Ramiro ha insistido en que no entendían estos boicots ni que este proyecto tan «anhelado» provoque «un rechazo tan grande», especialmente porque es una instalación beneficiosa para el pueblo, que no genera molestias y que no tiene impacto visual al ser solo una planta baja. Además, ha recordado que esa zona ya contemplaba desde 1992 dos espacios dotacionales, uno educativo y otro social, y que ni el proyecto ni la modificación para intercambiar los usos de esas dos parcelas recibieron ninguna alegación.

Temas

Ondara